To find a doctor, call 800-667-5356 or click below:

Find a Doctor

Request an Appointment

left banner
right banner
Smaller Larger

Procedimientos Quirúrgicos para Osteoporosis

English Version

Página Principal | Factores de Riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Revisión | Reduciendo Su Riesgo | Hablando con Su Médico | Viviendo Con Osteoporosis | Guía de Fuentes Adicionales

Por lo general, la osteoporosis se trata con medicamentos por prescripción y algunas modificaciones en el estilo de vida. Aunque la cirugía reconstructiva no corrige la pérdida ósea, se podría aconsejar cuando un hueso con osteoporosis se ha fracturado y requiere reparación.

Reparación/Reducción de Fractura

Este procedimiento se realiza para regresar a un hueso fracturado a su alineación adecuada. Existen dos tipos:
  • Reducción cerrada - El hueso se fija sin hacer una incisión en la piel.
  • Reducción abierta - El cirujano corta a través de la piel para acceder al hueso y realinear las piezas fracturadas.

Descripción del Procedimiento:

Un hueso se puede realinear y colocar en su lugar usando un método abierto o cerrado. El método de tratamiento depende del tipo de fractura y la ubicación.

Reducción abierta: Este método se usa si el hueso está fragmentado o es difícil de reparar, requiriendo tornillos, alfileres, barras, o una placa para sostenerlo en su sitio. El médico hace una cortadura en la piel que cubre a la fractura para exponer los fragmentos de hueso. Los fragmentos de hueso se mueven en su posición normal, y se pueden usar tornillos, alfileres, barras, o placas para sostener en su sitio los huesos realineados. Las fracturas extremadamente severas podrían requerir la colocación de un injerto de hueso natural o artificial. El médico cierra la incisión con puntos de sutura, y se puede usar una tablilla, vendajes, o un yeso para proteger el área.

Reducción cerrada: El médico manipula los fragmentos de hueso en su posición normal y aplica un yeso o tablilla para sostenerlos en su sitio. No se requiere incisión.

Después del procedimiento, el médico puede inmovilizar el hueso usando un yeso, tablilla, o refuerzo, y podría ordenar otra radiografía para asegurarse que el hueso esté en su posición correcta.

La mayoría de huesos requieren aproximadamente seis semanas en sanar, pero algunos huesos pueden tardar más tiempo. Trabajar con su médico y fisioterapeuta para desarrollar una actividad específica y programa de rehabilitación puede acelerar su recuperación y protegerlo de fracturas futuras.

 

Referencias:

  • American Academy of Orthopaedic Surgeons website. Disponible en: http://www.aaos.org/ .
  • Current Surgical Diagnosis and Treatment. 12th ed. McGraw-Hill Medical; 2005.
  • National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases website. Disponible en: http://www.niams.nih.gov/ .

Search Your Health