To find a doctor, call 800-667-5356 or click below:

Find a Doctor

Request an Appointment

left banner
right banner
Smaller Larger

Diabetes y enfermedad cardiovascular: ¿Cuál es el vínculo?

English Version

La enfermedad cardiovascular (ECV) es una complicación y causa de muerte prematura entre personas con diabetes. Lamentablemente, muchas personas con diabetes no entienden el riesgo de una enfermedad cardiovascular o qué pueden hacer para evitarlo.

La diabetes es un trastorno en el que el cuerpo no produce insulina, no produce suficiente insulina o no utiliza adecuadamente la insulina que produce (resistencia a la insulina). La insulina ayuda al cuerpo a utilizar su fuente de energía favorita, el azúcar. Sin insulina, la glucosa (azúcar) de los alimentos no puede entrar en las células. La glucosa se acumula en la sangre y los tejidos corporales se vuelven carentes de energía. Los niveles elevados de azúcar a largo plazo pueden dañar las arterias, los riñones, los ojos, los nervios y otros tejidos.

Riesgo de enfermedad cardiovascular

Los adultos con diabetes tienen de 2 a 4 veces más probabilidades de padecer una ECV que las personas sin diabetes. En las personas con diabetes, los niveles altos de glucosa en sangre se asocian con el desarrollo de aterosclerosis. Esta es una afección en la que los depósitos grasos (placa) dañan las paredes de las arterias, y provocan que estas se estrechen y endurezcan. La aterosclerosis, la principal causa de ECV, interfiere con el flujo sanguíneo y finalmente conduce a varias manifestaciones de ECV que incluyen:

¿Por qué existe un riesgo?

Las personas con diabetes tipo 2 con frecuencia tienen un mayor riesgo de padecer una ECV por los siguientes motivos:
  • Sus plaquetas tienen una tendencia adicional a acumularse, lo que conlleva problemas de coagulación y flujo sanguíneo escaso.
  • Tienen tasas más altas de padecer hipertensión y obesidad.
  • Tienden a tener perfiles lipídicos desfavorables, particularmente mayor LDL o colesterol “malo”; niveles bajos de HDL o colesterol “bueno” y niveles elevados de triglicéridos.

Las personas con diabetes que fuman duplican su riesgo de padecer ECV.

¿Cuáles son los grupos de alto riesgo?

Aquellos con el riesgo más alto de padecer diabetes y sus complicaciones de ECV incluyen:
  • Personas con antecedentes de diabetes en la familia
  • Personas con sobrepeso y obesas, especialmente con sobrepeso alrededor de la cintura
  • Personas mayores
  • Poblaciones especiales
    • Afroamericanos
    • Hispanos/Latinoamericanos
    • Indios americanos
    • Asiáticoamericanos
    • Isleños del Pacífico

Control de la diabetes

Según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, el manejo de los tres indicadores críticos es esencial para reducir el riesgo de infartos de miocardio y apoplejías en personas con diabetes:
  • La glucosa en sangre se mide con la prueba de hemoglobina A1C. El objetivo recomendado de esta prueba es una lectura menor al 7%.
  • La presión arterial debería ser menor a 130/80 mmHg.
  • El colesterol LDL debería ser menor a 100 mg/dl (2,6 mmol/l).
  • Los triglicéridos deberían ser menores a 150 mg/dl.
  • En los hombres, el colesterol HDL (bueno) debe ser superior a los 40 mg/dl; en las mujeres, debe ser superior a los 50 mg/dl.

Los objetivos individuales pueden variar un poco. Hable con su médico acerca de los objetivos adecuados para usted.

¿Cómo disminuir el riesgo?

Las personas con diabetes pueden disminuir el riesgo de padecer ECV con cambios terapéuticos del estilo de vida, como programas para dejar de fumar, control de peso y ejercicio regular. El tratamiento farmacológico también está disponible para controlar algunos factores de riesgo de las ECV y prevenir o tratar las complicaciones de la diabetes.

Las personas con diabetes pueden tomar las siguientes medidas para ayudar a reducir su riesgo de padecer una ECV:
  • Involucrarse en las decisiones de tratamiento con su equipo de atención médica.
  • Participar activamente en el manejo de su enfermedad.
  • Establecer metas en su estilo de vida.
  • Informarse sobre la diabetes y las ECV.
  • Mantener una dieta saludable baja en grasas saturadas y colesterol y baja en sodio.
  • Comer más fibra.
  • Realizar al menos entre 30 y 60 minutos de actividad física la mayoría de los días de la semana.
  • Controlar diligentemente su glucosa, colesterol y presión arterial con y sin medicamentos.
  • Consultar acerca del tratamiento con aspirina para la prevención de ECV.
  • Si fuma, dejar de hacerlo. Si necesita ayuda para dejar de fumar, hablar con el médico.
 

RESOURCES:

CANADIAN RESOURCES:

References:

Search Your Health