To find a doctor, call 800-667-5356 or click below:

Find a Doctor

Request an Appointment

left banner
right banner
Smaller Larger

Vitamina C

English Version

Requerimientos/Fuentes | Dosis Terapéuticas | Usos Terapéuticos | ¿Cuál es la Evidencia Científica de la Vitamina C? | Cuestiones de Seguridad | Interacciones de las que Debe Saber | Referencias

Requerimientos/Fuentes | Dosis Terapéuticas | Usos Terapéuticos | ¿Cuál es la Evidencia Científica de la Vitamina C? | Cuestiones de seguridad | Interacciones de Que Usted Debe Saber

Aunque la mayoría de los animales puede producir la vitamina C de la malta, los humanos han perdido su habilidad con el paso de la evolución. Debemos obtenerla de los alimentos, principalmente de frutas frescas y verduras. Una de las principales funciones de esta vitamina es ayudar al cuerpo a producir colágeno, una proteína clave para nuestros tejidos conectivos, cartílagos y tendones.

Desde épocas antiguas hasta principios del siglo XIX, los marineros y otras personas privadas de frutas frescas y verduras desarrollaron una enfermedad llamada escorbuto. El escorbuto involucra los así llamados síntomas del escorbuto, que incluyen heridas que no sanan, encías sangrantes, moretones y debilidad en general. Ahora sabemos que el escorbuto no es más que la deficiencia de la vitamina C.

El escorbuto fue exitosamente tratado con frutas cítricas durante mediados del siglo XVIII. En 1928, cuando Albert Szent-Gyorigyi aisló el ingrediente activo, lo llamó el "principio antiescorbútico", o ácido ascórbico. Esto, por supuesto, es la vitamina C.

La vitamina C es un poderoso antioxidante que protege contra las substancias naturalmente dañinas llamadas radicales libres. Funciona en agua, tanto dentro como fuera de las células. La vitamina C complementa a otra vitamina antioxidante, la vitamina E , que trabaja en las partes lípidas (grasas) del cuerpo.

La vitamina C es el suplemento más popular en los Estados Unidos y quizá también el más controvertido. En la década de 1960, el dos veces ganador del Premio Nobel, el Dr. Linus Pauling afirmó que la vitamina C podría tratar efectivamente tanto al cáncer como al resfriado común. La investigación subsecuente ha descartado principalmente esas afirmaciones, pero no ha menguado el entusiamo por este nutriente esencial. El movimiento de la vitamina C ha generado cientos de estudios clínicos que prueban la vitamina en docenas de enfermedades; sin embargo, en el presente, no se han percibido beneficios dramáticos.

Requerimientos/Fuentes

La vitamina C es un nutriente esencial que debe obtenerse de los alimentos o de los suplementos; el cuerpo no puede producirla. Las recomendaciones oficiales de los Estados Unidos y Canadá para el consumo diario son las siguientes:

  • Infantes 0 - 6 meses, 40 mg 7 - 12 meses, 50 mg
  • Niños 1 - 3 años, 15 mg 4 - 8 años, 25 mg 9 - 13 años, 45 mg
  • Varones 14 - 18 años, 75 mg 19 años y mayores, 90 mg
  • Mujeres 14 - 18 años, 65 mg 19 años y mayores, 75 mg
  • Mujeres embarazadas 85 mg (80 mg si tienen 18 años o menores)
  • Mujeres que amamantan 120 mg (115 mg si tienen 18 años o menores)

Nota: Fumar cigarros reduce significativamente los niveles de vitamina C en el cuerpo. 1 La ingesta diaria recomendada para los fumadores es de 35 mg más que en todos los grupos de edad.

El escorbuto, la clásica enfermedad por deficiencia de vitamina C, ahora es una rareza en el mundo desarrollado, aunque una ligera deficiencia de vitamina C es bastante común. 2–6 De acuerdo a un estudio, el 40% de los estadounidenses no obtienen suficiente vitamina C. 7 De hecho, la deficiencia de vitamina C que es suficiente para provocar problemas de sangrado durante la cirugía se ha vuelto más común de lo que se había pensado anteriormente. 141

La aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios podrían disminuir los niveles de vitamina C en el cuerpo, 8 – 10 como lo harían los anticonceptivos orales . 11 - 15 La complementación podría ser útil si usted está tomando cualquiera de dichos medicamentos.

La mayoría de nosotros piensa en el jugo de naranja como la quinta fuente esencial de vitamina C, pero de hecho muchas verduras son incluso fuentes más ricas. Los pimientos rojos, pimientos dulces, la col rizada, el perejil, la col y el nabo están llenos de vitamina C, al igual que el brócoli, la col de Bruselas, el berro, coliflor, col y las fresas. (Las naranjas y otras frutas cítricas también son buenas fuentes).

Una gran ventaja de obtener la vitamina C de alimentos en lugar de suplementos es que usted obtendrá muchos otros nutrientes saludables al mismo tiempo, como los bioflavonoides y los carotenos. Sin embargo, la vitamina C en los alimentos es parcialmente destruida al cocinarlos y exponerlos al aire, así que para un máximo beneficio nutritivo tal vez quiera probar ensaladas frescas en vez de los platillos que requieren mucha cocción.

Los suplementos de vitamina C están disponibles en dos formas: ácido ascórbico y ascorbato. Este último tiene un sabor intensamente menos agrio.

Dosis Terapéuticas

Desde Linus Pauling, los partidarios han recomendado tomar vitamina C en dosis enormes, tan elevadas como 20,000 a 30,000 mg al día. Sin embargo, cierta evidencia sugiere que tal vez no habría alguna razón para tomar más de 200 mg de vitamina C diariamente (10 a 100 veces menos que la cantidad recomendada de vitamina C por los defensores). 16 La razón es que si usted consume más de 200 mg diariamente (los investigadores han probado hasta 2,500 mg) sus riñones comienzan a segregar el exceso a un índice de incremento sostenido, igualando la dosis incrementada. Su tracto digestivo también deja de absorberlo adecuadamente. El efecto neto es que no importa cuánto consuma, sus niveles de vitamina C en la sangre no aumentan.

Sin embargo, existen varios defectos en esta investigación. Es posible que los niveles de vitamina C puedan elevarse en otros tejidos incluso si permanecen constantes en la sangre. Además, este estudio no evaluó los posibles efectos de tomar vitamina C varias veces al día en vez de sólo una vez del diario.

Muchos expertos en la nutrición recomiendan un total de 500 mg de vitamina C al día. Esta dosis casi es indudablemente segura. Otros recomiendan que tome toda la vitamina C que pueda, hasta 30,000 mg al día, reduciéndola sólo cuando comience a desarrollar calambres estomacales y diarrea. Esta recomendación no tiene mucha base en alguna evidencia de que tales dosis enormes de vitamina C sean buenas para usted, sino principalmente en un entusiasmo semi religioso por la vitamina.

Usos Terapéuticos

De acuerdo a numerosos estudios doble ciego controlados por placebo , el uso regular de suplementos de vitamina C puede reducir ligeramente los síntomas de los resfriados y acortar modestamente la duración de la enfermedad. 17,18,146 Sin embargo, probablemente tomar la vitamina C al inicio del resfriado probablemente no funcionará. 83,140

El uso regular de la vitamina C no parece ayudar a prevenir los resfriados. 86,146 Una excepción es el "resfriado posterior al maratón" - resfriados que se desarrollan después de ejercicios de resistencia. 19,20 La vitamina C podría ser útil para prevenir esta enfermedad.

Un estudio doble ciego sugiere que el uso de la vitamina C combinado con la vitamina E podría reducir el riesgo de desarrollar preeclampsia , una complicación del embarazo. 21

Un pequeño estudio del tipo doble ciego sugiere que la vitamina C a una dosis de 500 mg al diarios podría ayudar a prevenir la distrofia simpatética refleja (RSD por sus siglas en inglés), una enfermedad poco comprendida que puede presentarse después de lesiones, como las fracturas. 28

Con el tiempo, el cuerpo desarrolla tolerancia a los medicamentos de la familia del nitrato (como nitroglicerina ). Cierta evidencia sugiere que el uso de la vitamina C puede ayudar a mantener la efectividad de dichos medicamentos. 142 - 145

Otros pequeños ensayos doble ciego sugieren que la vitamina C podría ser útil para la uveítis anterior (cuando se toma en combinación con vitamina E ) 52autismo , 40moretones de fácil aparición , 29lesiones menores , 41 reducir el dolor muscular que normalmente aparece después del ejercicio 36 y la aceleración de la recuperación de las úlceras por presión. 37

La evidencia preliminar sugiere que la crema que contiene vitamina C podría mejorar el aspecto de la piel envejecida o dañada por el sol. 50,51 La evidencia sin fundamentos sugiere que la vitamina C oral o tópica, tomada sola o en combinación con la vitamina E , también podría ayudar a proteger la piel contra el daño provocado por el sol. 42 - 49

Los estudios doble ciego sobre la vitamina C para las siguientes enfermedades han arrojado resultados confusos: asma , 30hipertensión , 31 - 35,147,148 e infertilidad masculina . 38,39

Evidencia muy débil y en algunos casos contradictoria sugiere posibles beneficios en la prevención o tratamiento de la enfermedad de la vesícula biliar (en mujeres), 53demencia vascular , 54glaucoma149 y alergias . 56 - 58

Estudios Observacionales indican que las personas con una alta ingesta de vitamina C tienen una incidencia menor de cataratas , degeneración macular , enfermedad cardíaca , cáncer y osteoartritis . 22 - 27,59 - 66 Sin embargo, estos hallazgos no indican que los suplementos de vitamina C ayudan a prevenir o a tratar esas enfermedades. Los estudios de observación no son notablemente confiables para mostrar la eficacia de los tratamientos; sólo los estudios doble ciego pueden hacer eso y no se ha realizado uno que examine directamente los probables beneficios de la vitamina C para prevenir esas enfermedades. (Para mayor información sobre el porqué son tan importantes los estudios doble ciego, vea ¿Por Qué las Terapias Complementarias Dependen de los Estudios Doble Ciego? )

Se ha propuesto la vitamina C como un tratamiento para el cáncer, pero esta afirmación es bastante controversial y hasta fecha no hay evidencia científica significativa de que funcione. 67 - 70

Las dosis masivas de vitamina C algunas veces han sido populares entre la gente con el VIH con base en evidencia bastante preliminar. 71,72 Un estudio observacional vinculó las dosis altas de vitamina C con una progresión más lenta al SIDA. 73 Sin embargo, un estudio doble ciego con 49 personas con VIH, quienes habían tomado una combinación de vitamina C y E o un placebo durante 3 meses, no mostraron algún efecto significativo en la cantidad del virus del VIH detectado o en el número de infecciones oportunistas. 74

De acuerdo a un estudio doble ciego controlado por placebo de 141 mujeres con displasia cervical (anteriormente cáncer cervical), la vitamina C tomada en una dosis de 500 mg al día, no ayudó a revertir la displasia. 75

La vitamina C tampoco parece ser útil para tratar el fenómeno de Raynaud causado por la esclerodermia . 150

¿Cuál es la Evidencia Científica de la Vitamina C?

Resfriados

Como el más famoso de todos los tratamientos naturales para el resfriado común , la vitamina C ha sido sujeto de una a una publicidad exagerada e irresponsable tanto de parte de sus defensores como de los oponentes. Los entusiastas afirman que si toma vitamina C diariamente, usted nunca se enfermará, mientras que los críticos del tratamiento insisten en que la vitamina C no tiene ningún beneficio.

Sin embargo una evaluación realizada de manera imparcial sobre la investigación indica algo intermedio. Muchos estudios han descubierto que los suplementos de vitamina C tomados en una dosis de 1,000 mg diarios o más durante la temporada de gripa puede reducir modestamente los síntomas del resfriado y ayudarlo a recuperarse de éste más rápido, pero generalmente no ayuda a prevenir los resfriados. 81,83,146

Reduciendo los Síntomas del Resfriado

La mayoría de estudios sobre la vitamina C han evaluado los potenciales beneficios que pueden obtenerse al tomar vitamina C durante la temporada de fríos. Los resultados combinados de esas pruebas sugieren que usar la vitamina C de esta manera puede reducir ligeramente los síntomas y disminuir marginalmente la duración de los resfriados. 81,83

Mucha gente utiliza la vitamina C para los resfriados en una manera distinta: Sólo comienzan a utilizarla cuando comienzan los síntomas. El limitado corpus de evidencia disponible sugiere que la vitamina C probablemente no es efectiva cuando se utiliza de esta forma. 83,140 Una prueba doble ciego reclutó a 400 individuos con nuevos síntomas del principios de resfriado y los dividió en cuatro grupos diferentes con distintas dosis de vitamina C: 30 mg diarios (una dosis menor al requerimiento diario y utilizada por los investigadores como un placebo), 1,000 mg, 3,000 mg, o 3,000 mg con bioflavonoides. 140 Se les dio órdenes a los participantes para que tomaran la vitamina al inicio de los síntomas y durante los dos días siguientes.

Los resultados no mostraron alguna diferencia en la duración o gravedad de los síntomas del resfriado entre los grupos. En otras palabras, una dosis alta de vitamina C tomada al inicio de un resfriado no fue de ayuda. La conclusión: Si quiere usar la vitamina C para controlar sus resfriados, tome el suplemento durante el invierno. (También existen muchos otros tratamientos naturales para el resfriado común, algunos de los cuales podrían ser más útiles que la vitamina C. Para más información, vea el artículo completo sobre resfriados y gripas ).

Prevención de Resfriados

A la fecha, se han realizado suficientes estudios para indicar que la vitamina C no es efectiva para prevenir los resfriados en general. 146 Sin embargo, existen dos posibles excepciones a esta conclusión.

Las personas que realmente tienen deficiencia de vitamina C, como los ancianos en los asilos, podrían mostrar un aumento de resistencia a la infección si toman vitamina C (u otros nutrientes). 86 Además, la vitamina C podría ser útil para prevenir las infecciones de las vías respiratorias que pueden presentarse después del ejercicio de alta resistencia. Las carreras de maratón y formas similares de ejercicio pueden debilitar temporalmente al sistema inmunológico, provocando infecciones. La vitamina C podría ser útil.

De acuerdo a un estudio doble ciego controlado por placebo que involucró a 92 corredores, tomar 600 mg de vitamina C durante 21 días antes de una carrera marcó una significativa diferencia en la incidencia posterior de enfermedades. 87 En un lapso de 2 semanas después de la carrera, el 68% de los corredores que tomaban placebo desarrollaron síntomas de resfriado versus únicamente el 33% de aquellos tomando el suplemento de vitamina C. Como parte del mismo estudio, también se les dio vitamina C o un placebo a las personas que no corrían de la misma edad y género que aquellos que sí, De manera interesante, para este grupo, el suplemento no tuvo un efecto notorio sobre la incidencia de infecciones de las vías respiratorias superiores. La vitamina C pareció ser efectiva en este respecto ¡sólo para aquellos que se ejercitaron intensamente!

Otros dos estudios encontraron que la vitamina C podía reducir el numero de resfriados experimentados por los grupos de personas involucradas en ejercicio riguroso en ambientes extremadamente fríos. 88 Un estudio involucró a 139 niños que asistían a un campamento de esquí en los Alpes Suizos, mientras que el otro reclutó a 56 militares ocupados en un ejercicio de entrenamiento en el norte de Canada durante los meses de invierno. En ambos casos, los participantes tomaron 1 g de vitamina C o un placebo diariamente al mismo tiempo que comenzó su programa de entrenamiento. Se dio seguimiento a los síntomas del resfriado durante 1 a 2 semanas después del entrenamiento y se descubrieron diferencias significativas a favor de la vitamina C.

Sin embargo, un estudio muy extenso de 674 soldados de Infantería de marina de Estados Unidos reclutados en entrenamiento básico no encontró dicho beneficio. 89 Los resultados no mostraron diferencia en el número de resfriados entre los grupos de tratamiento y de placebo.

¿Cuál es la explicación para esta discrepancia? Hay muchas posibilidades. Tal vez el entrenamiento básico de los soldados navales es significativamente diferente de las otras formas de ejercicio que se estudiaron. Otro punto a considerar es que los soldados navales no comenzaron a tomar vitamina C justo al comienzo del entrenamiento, sino que esperaron tres semanas. El estudio también duro un poco más que los estudios positivos mencionados anteriormente, siguiendo por 2 meses; tal vez la vitamina C es más efectiva para prevenir resfriados a corto plazo. Por supuesto, otra posibilidad es que esta no funciona realmente. Se necesita más investigación para saber con seguridad.

Prevención de la Preeclampsia

La preeclampsia es una peligrosa complicación del embarazo que tiene que ver con la presión arterial alta, inflamación de todo el cuerpo y una función renal inadecuada. Un estudio doble ciego, controlado por placebo, de 283 mujeres con alto riesgo de preeclampsia descubrió que la complementación con vitamina C (1,000 g diariamente) y vitamina E (400 IU diariamente) redujo significativamente las probabilidades de desarrollar esta enfermedad. 96

Mientras que la investigación es prometedora, se necesitan estudios más extensos para confirmar si la vitamina C y E en verdad funcionan. Los autores de este estudio señalan que estudios de tamaño similar descubrieron beneficios con otros tratamientos, tales como la aspirina, que más tarde demostró ser inefectiva cuando se realizaron estudios de mayor escala. Además, tenga en cuenta que no sabemos si tales dosis altas de esas vitaminas son absolutamente seguras para las mujeres embarazadas.

Tratamiento del Cáncer

El tratamiento del cáncer es uno de los usos propuestos más controversiales de la vitamina C. Un estudio anterior probó la vitamina C con 1,100 pacientes enfermos con cáncer terminal. Cien pacientes recibieron 10,000 mg por día de vitamina C, mientras que otros 1,000 pacientes (el grupo de control) no recibió tratamiento. Aquellos que tomaban la vitamina sobrevivieron más de 4 veces en promedio (210) días que aquellos en el grupo de control (50 días). 102 Un estudio grande (1,826 sujetos) de seguimiento extenso, llevado a cabo por los mismos investigadores, descubrió un índice de supervivencia casi del doble (343 días versus 180 días) en pacientes tratados con la vitamina C cuyos tipos de cáncer fueron catalogados como "incurables", en comparación con grupos de control sin tratar. 103 Sin embargo, esos estudios estuvieron mal diseñados y otros estudios generalmente mejor elaborados no han descubierto un beneficio de la vitamina C sobre el cáncer. 104,105 Actualmente, no puede referirse a la vitamina C como un tratamiento comprobado para el cáncer.

Distrofia Simpática Refleja (RSD)

La RSD es un conjunto de síntomas que se desarrollan de vez en cuando en las piernas o brazos después de las fracturas y otras lesiones. La enfermedad involucra dolor persistente, cambios en la temperatura de la piel, enrojecimiento, inflamación y dificultad para moverse. Su causa es desconocida y es muy difícil, si no imposible, de tratar, creando sufrimiento significativo e incapacidad física.

Un estudio doble se pusó en marcha para descubrir si la vitamina C podría prevenir la RSD de desarrollarse en individuos que han sufrido fracturas de muñeca. 110 Un total de 123 adultos con fracturas de muñeca fueron reclutados y se les dio seguimiento durante 1 año. A todos se les dio 500 mg de vitamina C o un placebo diariamente durante 50 días. Los resultados mostraron notablemente menos casos de RSD en el grupo con tratamiento.

Si estos resultados se mantienen en estudios más extensos, el tratamiento con la vitamina C podría convertirse parte del tratamiento estándar para las fracturas.

Tendencia a la Aparición de Moretones

Un estudio doble ciego de dos meses con 94 ancianos con deficiencia marginal de vitamina C descubrió que los suplementos de ésta vitamina disminuyeron la tendencia a la aparición de moretones . 111

Hipertensión (Presión Arterial Alta)

De acuerdo a un estudio de 30 días del tipo doble ciego con 39 individuos que tomaban medicinas para la hipertensión , el tratamiento con 500 mg de vitamina C diariamente puede reducir la presión arterial alrededor del 10%. 112 Se observaron menores beneficios en estudios de individuos con presión arterial normal o con hipertensión al límite. 113,114,148 Sin embargo, otros estudios han fracasado para encontrar cualquier efecto significativo de disminución de la presión arterial. 115,116,147 Esta evidencia confusa sugiere, haciendo un balance, que si la vitamina C en verdad tiene algún efecto que disminuye la presión arterial, es realmente muy pequeño.

Manteniendo la Efectividad de los Medicamentos de Nitrato

Nitroglicerina y los medicamentos relacionados con el nitrato son utilizados para el tratamiento de la angina de pecho. Sin embargo, la efectividad de esos medicamentos tiende a disminuir con el tiempo. De acuerdo a un estudio doble ciego con 48 individuos, el uso de la vitamina C en una dosis de 2,000 mg 3 veces al día ayudó a mantener la efectividad de la nitroglicerina. 142 Esos descubrimientos también están apoyados por otros estudios. 143-145

Nota: La angina de pecho es una enfermedad demasiado seria como para tratarla por sí mismo. Si tiene angina de pecho, no tome vitamina C (o cualquier otro suplemento) excepto bajo el consejo de un médico.

Cuestiones de seguridad

El gobierno de los Estados Unidos ha publicado recomendaciones con respecto a "los niveles altos de ingesta tolerada" (UL por sus siglas en inglés) para la vitamina C. Puede pensarse en los UL como la ingesta diaria más alta sobre un período prolongado que se sabe no presenta riesgos para la mayoría de miembros de una población sana. Los UL para la vitamina C son como sigue:

  • Niños 1 - 3 años, 400 mg 4 - 8 años, 650 mg 9 - 13 años, 1,200 mg
  • Hombres y mujeres de 14 a 18 años, 1,800 mg 19 años y más grandes, 2,000 mg
  • Mujeres embarazadas 2000 mg (1,800 mg si tienen 18 años o son más jóvenes).
  • Mujeres que amamantan 2000 mg (1,800 mg si tienen 18 años o son más jóvenes).

Sin embargo, incluso con el rango de ingesta segura para la vitamina C, algunos individuos podrían presentar diarrea. Este efecto secundario probablemente desaparecerá con el uso continuo de la vitamina C, pero tal vez tenga que reducir su dosis por un tiempo y después subirlo poco a poco.

Han surgido inquietudes respecto a si el tratamiento con vitamina C a largo plazo puede provocar cálculos renales . 129,130 Sin embargo, en estudios de observación a gran escala, los individuos que consumen grandes cantidades de vitamina C no han demostrado un cambio o una disminución del riesgo de formación de cálculos renales. 131 - 133 Aún así, podría haber ciertos individuos que están particularmente en riesgo de cálculos renales inducidos por la vitamina C. 134 Las personas con antecedentes de cálculos renales y aquellas con insuficiencia renal que tienen un defecto en la vitamina C o en el metabolismo del oxalato probablemente deban limitar su ingesta de vitamina C a aproximadamente 100 mg diarios. También debe evitar la vitamina C en dosis altas si tiene deficiencia de glucosa -6- fosfato deshidrogenasa, sobrecarga de hierro o antecedentes de cirugía intestinal.

Los suplementos de vitamina C aumentan la absorción de hierro . 121 - 128 Puesto que no es bueno obtener más hierro del que necesita, los individuos que utilizan suplementos de hierro no deben tomar vitamina C al mismo tiempo excepto bajo la supervisión de un médico.

Un estudio desde la década de 1970 sugiere que una dosis muy alta de vitamina C (3 g diarios) puede incrementar los niveles de acetaminofeno (por ejemplo, Tylenol) en el cuerpo. 135 Esto podría ponerlo potencialmente en mayor riesgo de la toxicidad del acetaminofeno. Esta interacción probablemente no tenga importancia cuando éste se toma en dosis simples para el dolor y la fiebre, o por algunos días durante un resfriado. Sin embargo, si usa el acetaminofén diariamente o tiene problemas renales o hepáticos, probablemente no sea recomendable el uso simultáneo de dosis altas de vitamina C.

Una evidencia débil sugiere que la vitamina C, cuando se toma en dosis altas, podría reducir los efectos de adelgazamiento de la sangre del Coumadin (warfarina) y la heparina . 136 - 139

Existe un caluroso desacuerdo con respecto a si es seguro o apropiado combinar antioxidantes, como la vitamina C, con medicamentos estándar de la quimioterapia. El razonamiento detrás de esta inquietud es que algunos medicamentos de la quimioterapia podrían funcionar en parte al crear radicales libres que destruyen las células cancerígenas y los antioxidantes podrían interferir con este efecto benéfico. 76 Sin embargo, no existe una buena evidencia que indique que los antioxidantes realmente interfieren con los medicamentos de la quimioterapia, y está creciendo la evidencia de que no interfieren. 77,79,151

No se han determinado las dosis máximas seguras de la vitamina C para personas con enfermedad renal o hepática grave.

Interacciones de Que Usted Debe Saber

Si usted está tomando

  • Aspirina otros medicamentos antiinflamatorios o anticonceptivos orales : Podría necesitar más vitamina C.
  • Acetaminofeno (Tylenol) : El riesgo de daño al hígado debido a las dosis altas de acetaminofén podrían aumentar si también toma grandes dosis de vitamina C.
  • Coumadin (warfarina) o heparina : La dosis alta de vitamina C podría reducir su efectividad.
  • Hierro en forma de suplementos: La dosis alta de vitamina C puede provocarle que absorba demasiado hierro. Esto es especialmente un problema para las personas con enfermedades que les ocasionan almacenar demasiado hierro.
  • Medicamentos de la familia del nitrato : La vitamina C podría ayudar a mantener su efectividad. Nota: La angina de pecho es una enfermedad demasiado grave como para que la trate usted mismo. Si tiene angina de pecho, no tome vitamina C (o cualquier otro suplemento) excepto bajo el consejo de un médico.
  • Quimioterapia contra el cáncer : No utilice la vitamina C, excepto con el consejo de un médico.
 

Search Your Health