To find a doctor, call 800-667-5356 or click below:

Find a Doctor

Request an Appointment

left banner
right banner
Smaller Larger

En sus propias palabras: Viviendo con trastorno de articulación temporomandibular

English Version

Sharri es una mujer soltera de 30 años de edad que vive en el sur de California. Ella trabaja como maestra para Head Start - un programa para el desarrollo infantil patrocinado federalmente. Ella ha estado combatiendo el trastorno de articulación temporomandibular (TMJ por sus siglas en inglés) durante los últimos 13 años. El TMJ es una enfermedad dolorosa de la articulación que abre y cierra la boca. El trastorno puede afectar la articulación de la mandíbula o los músculos que la rodean.

¿Cuál fue la primera señal de que algo andaba mal? ¿Qué síntomas experimentó?

Padezco TMJ desde que tenía 17 años de edad. Aunque nadie lo había confirmado definitivamente, creo que el TMJ fue causado por un tratamiento ortodóntico. Durante el transcurso de un trabajo ortodóntico para corregir otros problemas, un aparato para dividir el paladar me fue insertado para ensanchar el techo de mi boca. Estuvo en su lugar por espacio de un año. Luego de que el aparato para dividir el paladar fue insertado, empecé a tener dolores de cabeza graves. Luego mi mandíbula empezó a chasquear y a saltar. Eventualmente, empecé a tener períodos en los cuales mi mandíbula se cerraba con fuerza durante unas horas cada vez. Tenía que insertar medicamento líquido en una jeringa dentro de mi boca, lo que provocaba que mi mandíbula se relajara después de casi dos horas. Estos síntomas continuaron por dos años.

Mi cirujano oral intentó una variedad de métodos para ayudarme a mejorar el TMJ. Primero, recibí tres series de inyecciones de esteroides durante algunos meses, pero esto no hizo nada. Luego intentó una cirugía artroscópica para limpiar el tejido cicatrizante. Desafortunadamente, esto tampoco tuvo éxito. Finalmente él insertó tablillas de mordida - un práctica común utilizada para ayudar a prevenir que los dientes se toquen. Esto no sólo no ayudó, sino que causó más daño.

En 1990, mi menisco (una pequeña pieza de tejido conectivo fibroso en la mandíbula) me fue extirpado, y me pusieron un hoja de silastic para reemplazarlo. Esto ayudó a reducir la frecuencia de los síntomas, pero no funcionó del todo.

Eventualmente, la hoja de silastic se rompió y se incrustó en la base de mi cráneo. Me cambié a otro cirujano oral, quien tuvo que hacerme una cirugía mayor para corregir los problemas causados por los implantes rotos. La cirugía ha logrado una marcada mejoría en mis síntomas, y estoy mucho mejor ahora que hace algunos años.

¿Cómo fue la experiencia del diagnóstico?

Inicialmente, fui con mi médico familiar. Ella me envió a una escuela local de odontología. Sin embargo, sintieron que mi situación era muy compleja para que ellos la manejaran, así que me enviaron con un cirujano oral. Me quedé con este cirujano oral durante nueve años, y él realizó varios procedimientos y cirugías - no todos fueron útiles ni necesarios.

¿Cuál fue su reacción inicial y a largo plazo al diagnóstico?

Bien, sólo tenía 17 años de edad cuando me diagnosticaron por primera vez - sólo una estudiante de tercer año de preparatoria. Como se puede imaginar, estaba muy conmocionada y realmente no entendía porqué había pasado esto. Fue muy duro tener que lidiar con el dolor constante y tuvo un impacto muy grande en mis dos últimos años en la escuela preparatoria. Antes del diagnóstico, había estado saliendo, tenía cientos de amigos, era una estudiante que sacaba puras A; mucho de esto cambió a medida que me sometí a muchas cirugías y procedimientos durante los siguientes años.

He pasado por mucho con el TMJ, a veces ha sido muy difícil. Mi reacción de ahora es que estoy más cómoda y me he acostumbrado más a lidiar con los problemas de TMJ. También tuve una cirugía hace poco que finalmente parece haberme ayudado mucho, así que lo sobrellevo muy bien.

¿Cómo controla el TMJ?

Durante estos años, he intentado varios métodos para aliviar el dolor y lidiar con el problema. Para el dolor, he descubierto que aplicando calor húmedo con una toalla o toallitas húmedas calientes parece ayudar. También tomo relajantes musculares para el dolor cuando es necesario. También he escuchado de otros pacientes de TMJ que ciertos tipos de terapia física y ejercicios de la mandíbula pueden ayudar.

Hoy en día, utilizo una máquina de mordida mandibular - un ejercitador de mandíbula - tres veces al día para ayudar a fortalecer la mandíbula y a abrir mi boca más grande. También veo a mi cirujano oral cada semana.

¿Tuvo que hacer algún cambio en su estilo de vida o en su dieta en respuesta a la TMJ?

Bien, no puedo comer nada duro o crujiente - no filetes, no chicles, etc. Fuera de eso, no he hecho ningún cambio.

¿Buscó algún tipo de apoyo emocional?

No he buscado ningún tipo de terapia profesional. Sin embargo, me he unido a dos grupos de apoyo en línea y he descubierto que son extremadamente útiles. Las personas con TMJ son realmente las únicas que pueden entender de verdad por lo que estás pasando.

¿Tuvo el TMJ algún impacto en su familia?

Vivo sola, así que mi familia no fue afectada directamente. Cuando era más joven, no creo que mis hermanos realmente entendieran por qué me quedaba en casa tanto tiempo. Sin embargo, a medida que crecieron y hablaron con mis médicos, entendieron mucho más. Ahora me apoyan mucho más.

Me di cuenta que mis compañeros de trabajo y amigos algunas veces se sienten un poco desconcertados con esta enfermedad y probablemente sospechan que estoy reaccionado de sobremanera. Algunas personas padecen una forma ligera de esto, y no pueden entender por qué yo podría necesitar cirugías que requieren imágenes de tomografía computarizada, y por qué mis dolores de cabeza no se parecen en nada a sus dolores de cabeza.

¿Qué consejo le daría a cualquier persona que viva con el TMJ?

Mi mayor consejo sería que buscara ayuda de personas que hayan tenido TMJ y que hayan pasado a través de alguno de los tratamientos. También, le aconsejaría a cualquier persona que siempre pida una segunda opinión, incluso si piensa que su propio doctor es competente. Muchos de mis propios problemas y cirugías subsecuentes se podían haber evitado si hubiera pedido una segunda opinión.

Las entrevistas fueron realizadas en el pasado y pudieran no reflejar estándares y prácticas actuales en la medicina. Hable con su médico para conocer mayores detalles sobre cómo esta condición es manejada y diagnosticada en el presente, así como para conocer que tratamientos son los adecuados para usted.

 

Search Your Health