beth israel deaconess medical center a harvard medical school teaching hospital

To find a doctor, call 800-667-5356 or click below:

Find a Doctor

Request an Appointment

left banner
right banner
Smaller Larger

Sobrellevando la Pérdida: Ayuda para Viudas y Viudos

English Version

Perder a un cónyugue puede ser devastador. Incluso una enfermedad terminal que al parecer lo prepara para la inevitable pérdida no le ayuda realmente a lidiar con la finalidad de la muerte. Cada uno maneja esta crítica transición de la vida de manera diferente y saber cómo otros la han sobrellevado podría aliviar algo del dolor.

Ya sea si usted ha perdido a su cónyugue recientemente o está pensando de lo que podría depararle el futuro, es útil saber algo sobre el proceso natural del sufrimiento. Algunas personas cuentan con tradiciones establecidas y familiares cercanos para superarlo. Otras personas sienten que estar solas y hacer cambios a un ritmo muy lento les permiten ajustarse mejor a la vida sin una pareja.

Nadie puede anticipar cómo reaccionará, pero los expertos pueden ayudarle a entender las diferentes fases del dolor e indicarle los servicios que podrían ser útiles. También es útil prepararse para los asuntos prácticos con los que podría tener que lidiar cuando su cónyugue muera y cómo enfocarsea su nuevo estado como viuda o viudo.

Lidiando Con el Dolor

Aproximadamente hace 30 años, la psiquiatra Elizabeth Kubler-Ross identificó cinco estados emocionales que se experimentan al morir las personas; estos mismos pasos también son comunes entre los familiares de una persona difunta. Aunque Kubler-Ross expresó que los pasos como un proceso de negación, ira , negociación, depresión y aceptación, no garantizan que una fase pasará a otra cuidadosamente. Debido a que las emociones son muy imprevisibles, usted podría pasar por estas fases una cantidad de veces, podría omitir una fase y pasar de nuevo por ella o podría incluso tener otros tipos adicionales de reacciones.

El tiempo que usted prolongue su periodo de dolor es una decisión muy particular y depende de sus reacciones emocionales y sus creencias e ideas personales. A continuación se presentan a cinco viudas y viudos que hablan sobre sus experiencias con el dolor:

Seguir Adelante

Poco después de que su esposo murió, Joscelyin Carrington pareció haber aceptado su pérdida y siguió con su vida. Ella empacó las cosas de su casa y se mudó a un apartamento más pequeño, distribuyendo las posesiones preciadas de su esposo entre los familiares cercanos de manera que su memoria pudiera seguir viviendo.

"Lo que me enseñaron mis creencias religiosas es celebrar la vida en lugar de hundirme en mis problemas," ella dice. "Pasé muchos buenos años con Tom y le doy gracias a Dios por ello."

Pero a pesar de que ella parecía estar resignada, se encontraba sola y ensimismada y llevó más de cuatro años para que ella finalmente aceptara la muerte de Tom. "Afortunadamente, mis tres hijos mayores y sus familias viven cerca," ella dice, "y eran capaces de aconsejarme durante algunos de mis días difíciles."

Tomándolo Con Calma

Los hijos de Ken Mullin lo alentaron a ir a vivir con ellos después de la muerte de su esposa, pero fue renuente a dejar la casa en donde habían vivido durante cuarenta años. Buscando otra manera de superar su propio periodo personal de duelo, él mantuvo intacta la habitación de costura de Julie durante muchos meses antes de que volvieran a cambiar los muebles para hacer un estudio para él mismo.

"Permanecer en el sitio y dejar las cosas como estaban me ayudó a superar mi duelo más facilmente," él dijo. "No era como si tuviera alguna falsa ilusión de que ella regresara. Sólo quería algún aspecto de su presencia durante un rato."

Haciendo lo Propio

Agnes Dannett estuvo casada durante 30 años antes de que su esposo muriera hace 15 años, pero ella no ha tenido ningún interés en casarse de nuevo.

"Tengo mi trabajo como voluntaria y a mis parientes de quienes cuidar." ella dice. "Un par de caballeros amistosos me han invitado a salir, pero todavía siento que estoy casada con Jim."

Encontrando a Alguien Más

Joan Carpenter se ha casado de nuevo y está planeando un viaje a Hawaii con su nuevo esposo.

"Mi esposo hubiera querido que llorara su partida, pero también habría querido que siguiera adelante con mi vida y que la disfrutara," dice Joan. "Siempre lo recordaré, pero todavía quiero vivir una vida plena."

Creando una Nueva Vida

Priscilla Tannen tenía 60 años cuando perdió a su esposo de 30 años y se encontró en una situación en el cambio difícil de liberación una vez que superó su dolor inconsolable.

"Siempre he querido tener la oportunidad de viajar y ahora tengo mucho tiempo y pocas obligaciones," ella dice. "realmento no quiero estar atada con el horario o deseos o necesidades de otra persona. He creado una nueva imagen de mí misma y realmente me gusta como es mi vida."

Reacciones Físicas

Tambień una reacción emocional a la muerte puede estar acompañada por reacciones físicas y cambios de comportamiento. Poco después de la pérdida de un ser querido, la pareja que permance podría sentirse entumecido o con falta de aliento o estar desorientado y apático. Después de que la sacudida emocional desaparece, algunas personas han reportado dolores en el pecho, fatiga y una falta de resistencia a las enfermedades, combinados con un estado mental de hipertensión y reacción desmedida.

Hable con Alguien

Es importante darse cuenta que el proceso de luto es natural y que sus reacciones son más propensas a presentarse como una respuesta normal a un cambio de vida ineludible. Aproveche las organizaciones comunitarias que ofrecen programas para las personas que recientemente han quedado viudas, pida ayuda a familiares y amigos y consulte a un experto médico si siente que necesita ayuda adicional o si las reacciones asociadas con la muerte están impidiendo sus actividades normales de vida.

Poniendo Atención a los Asuntos Prácticos

A pesar de que usted está sintiendo un trastorno emocional considerable, también podría tener que lidiar con la ejecución de un testamento, arreglos funerales y otros detalles que rodean la muerte de su cónyugue. Intente discutir algunos de estos asuntos con su pareja con anticipación, de ese modo quita algo del estrés a la situación antes de que suceda. Por otro lado, algunas personas han encontrado que estar metidos en un "estado de crisis" y estar inmersos en las tradiciones y obligaciones que rodean al funeral evitan que piensen en la muerte.

A continuación se presentan algunas cosas que recordar:

  • Notifique a todos los miembros de su familia o pídale a un pariente que lo haga.
  • Informe al banco, compañía de seguros, a su abogado y a todos sus acreedores.
  • Infórmese de los beneficios, cuentas de retiro y asuntos finacieros.
  • Póngase en contacto con Social Security para solicitar los beneficios de cónyugue sobreviviente y pregunte sobre su eligibilidad para Medicare. Si su cónyugue era un veterano de guerra, póngase en contacto con Veterans Administration con respecto a los beneficios.
  • En los arreglos de funeral, considere sus recursos financieros cuando elija un ataúd y paquete funerario. No sienta que tiene que gastar más de lo que pueda pagar. Los funerales pueden ser costosos y muchas personas de la tercera edad tienen planes funerarios arreglados con anticipación.

No ha Terminado

Superar la pérdida es un asunto muy personal, pero entender el amplio índice de reacciones ayuda a reconocer que no está solo. Involúcrese con otras personas en su comunidad, obtenga atención médica apropiada si la necesita y manténgase involucrado con su familia. Esto puede hacer la diferencia entre su felicidad y una vida de extenso dolor. La vida sin su cónyugue es absolutamente diferente, pero definitivamente no es el fin.

 

Fuentes Adicionales:

FUENTES DE INFORMACIÓN CANADIENSES:

Referencias:

Search Your Health