To find a doctor, call 800-667-5356 or click below:

Find a Doctor

Request an Appointment

left banner
right banner
Smaller Larger

Vitamina E

English Version

Requerimientos/Fuentes | Dosis Terapéuticas | Usos Terapéuticos | ¿Cuál es la Evidencia Científica de la Vitamina E? | Cuestiones de Seguridad | Interacciones de las que Debería Saber al Respecto | Referencias

Requerimientos/Fuentes | Dosis Terapéuticas | Usos Terapéuticos | ¿Cuál es la Evidencia Científica de la Vitamina E? | Temas de Seguridad | Interacciones de las que Debería Saber al Respecto

La vitamina E es un antioxidante que combate a las sustancias naturales dañinas conocidas como radicales libres. Funciona en los lípidos (grasas y aceites), lo que la hace complementaria con la vitamina C, la cual combate los radicales libres disueltos en el agua. Como un antioxidante, la vitamina E ha sido ampliamente defendida para prevenir la enfermedad cardíaca y el cáncer. Sin embargo, el resultado de pruebas grandes y bien diseñadas no ha sido alentador en general. Otros beneficios posibles de la vitamina E solo tienen limitada evidencia de apoyo.

Requerimientos/Fuentes

Las recomendaciones para la dosis de vitamina E son un poco complejas, ya que la vitamina E existe en muchas formas.

Las nuevas recomendaciones de vitamina E son en mg de alfa-tocoferol. Esta sustancia puede provenir ya sea de la vitamina E natural (llamada, un tanto incorrectamente, d-alfa-tocoferol) o de la vitamina E sintética (llamada, también un poco incorrectamente, dl-alfa-tocoferol). Sin embargo, gran parte de el alfa-tocoferol en la vitamina E sintética es inactiva. Por esta razón, usted debe tomar aproximadamente el doble para obtener el mismo efecto. 1 - 3

También existen otras formas de vitamina E, como los beta-, delta- y gama-tocoferoles, todos estos encontrados en los alimentos. Estas otras formas podrían ser importantes; por ejemplo, la evidencia preliminar indica que el gama-tocoferol podría ser la forma más importante de vitamina E para prevenir el cáncer de próstata. 4 Con esta base, se ha sugerido que el mejor complemento de vitamina E sería una combinación de todos estos. 5 - 7

Para hacer estos asuntos incluso más confusos, las dosis de vitamina E son comúnmente enlistadas en las etiquetas como unidades internacionales (IU, por sus siglas en inglés). He aquí como hacer la conversión. Una IU de vitamina E natural equivale a 0.67 mg de alfa-tocoferol; una IU sintética de vitamina E equivale a 0.45 mg de alfa-tocoferol. Por lo tanto, para satisfacer las nuevas recomendaciones nutrimentales de vitamina E (15 mg al día), usted deberá recibir ya sea 22 IU de vitamina E natural (22 IU x 0.67 = 15 mg) o 33 IU de vitamina E sintética (33 UI x 0.45 = 15 mg). Las recomendaciones oficiales de los Estados Unidos y Canadá para el consumo diario de vitamina E son las siguientes:

  • Bebés de 0 - 6 meses, 4 mg de 7 - 12 meses, 5 mg
  • Niños de 1 - 3 años, 6 mg de 4 - 8 años, 7 mg de 9 - 13 años, 11 mg
  • Hombre y mujeres de 14 años en adelante, 15 mg
  • Mujeres embarazadas, 15 mg
  • Mujeres en periodo de lactancia, 19 mg

En países desarrollados, la deficiencia ligera de vitamina E es relativamente común. 8 - 10

Las mejores fuentes alimenticias de vitamina E son los aceites vegetales poliinsaturados, semillas, nueces y granos enteros. Para obtener una dosis terapéutica, usted necesita tomar un complemento.

Dosis Terapéuticas

La dosis terapéutica óptima de vitamina E aún no ha sido establecida. La mayoría de los estudios han utilizado entre 50 y 800 UI diarias y algunos incluso han utilizado dosis más elevadas. Esto correspondería aproximadamente de 50 a 800 mg de vitamina E sintética (dl-alfa-tocoferol) o de 25 a 400 mg de vitamina E natural (d-alfa- o tocoferoles combinados).

Nota: En general, en la siguiente discusión, son utilizadas unidades internacionales en lugar de miligramos, ya que era la medida utilizada más comúnmente en el momento en que fueron realizados los estudios.

Si usted desea adquirir la vitamina E natural, busque que la etiqueta diga "tocoferoles combinados." Sin embargo, algunos fabricantes utilizan este término para referirse al dl-alfa-tocoferol sintético, así que deberá leer los contenidos detenidamente. Los tocoferoles naturales vienen como d-alfa-, d-gama-, d-delta y d-beta-tocoferol.

Usos Terapéuticos

Observacionales , estos estudios elevan las esperanzas de que los complementos de vitamina E podrían ayudar a prevenir varias formas de cáncer así como la enfermedad cardíaca . 82 - 84,86,104 - 107,144,145 Sin embargo, los estudios observacionales son notoriamente poco fiables para determinar la efectividad de los tratamientos. Sólo los ensayo doble ciego pueden hacer eso (para información del porqué, vea ¿Por Qué las Terapias Complementarias Dependen de los Estudios Doble Ciego? ), y dichos estudios han descubierto que la vitamina E no es efectiva para prevenir la enfermedad cardíaca o ninguna forma de cáncer además de, posiblemente, el cáncer de próstata. 75 - 78,81,96 - 102,146,155,157 - 159

Otros posibles usos de la vitamina E tienen evidencia limitada que las respalde.

Estudios intrigantes pero no definitivos sugieren que la vitamina E podría ayudar a prevenir la preeclampsia , 41 mejorar la respuesta inmunológica a las vacunas, 42 retardar el avance de la enfermedad de Alzheimer , 43 disminuir los síntomas del dolor menstrual , 139 y reducir el malestar en la artritis reumatoide (y posiblemente ayudar a prevenirla). 44,45,147 - 149

Evidencia poco convincente señala que la vitamina E puede ayudar a prevenir las cataratas , 51 - 54 controlar los síntomas del síndrome de las piernas inquietas , 59 ayudar a prevenir la demencia vascular , 60 y reducir los síntomas de PMS . 61,62

La vitamina E ha mostrado ser algo prometedora en la diabetes. Un ensayo doble ciego descubrió beneficios para la neuropatía autonómica cardíaca , 40 una complicación de la diabetes. Evidencia aún menos convincente indica a los posibles beneficios para la neuropatía periférica diabética , 46,47 así como para el control del azúcar en la sangre. 55 - 57 Sin embargo, el estudio mejor diseñado de todos, un ensayo de larga duración que involucró a 3,654 personas con diabetes, descubrió que el uso de la vitamina E no protege en contra de la diabetes provocada por daño cardíaco o renal. 157

La vitamina E podría ayudar a reducir los efectos secundarios relacionados con los pulmones causados por el medicamento amiodarona (utilizado para prevenir las arritmias). 66

Los estudios han arrojado resultados contradictorios sobre si la vitamina E es de ayuda para controlar los ataques en personas con epilepsia . 160 - 163

Los resultados de estudios sobre la vitamina E para la disquinesia tardía también han sido contradictorios. 29 - 33

Existe alguna evidencia de que la vitamina E podría ser de utilidad como suplemento deportivo para ayudar a la recuperación durante el entrenamiento con pesas . 63,64 Los ejercicios pesados producen radicales libres que pueden trastornar a los músculos y causar dolor. La vitamina E al parecer ejerce un efecto protector en este aspecto. Sin embargo, la vitamina E no parece evitar los síntomas que pueden ocurrir después del ejercicio de resistencia, como hemorragia gastrointestinal, calambres estomacales, náusea o lesión muscular. 65

Cuando se combina con la vitamina C , la vitamina E podría proteger contra las quemaduras de sol en menor grado. 34 - 38 La misma combinación también ha mostrado ser prometedora para la uveítis aguda anterior . 39

La vitamina E ha sido probada para esclerosis lateral amiotrófica (enfermedad de Lou Gehrig), pero el resultado en un estudio reportado mostró beneficios cuestionables si es que hubo alguno. 137

La vitamina E es algunas veces recomendada para la osteoartritis . Sin embargo, un estudio de dos años, doble ciego, controlado con placebo en 136 personas con osteoartritis de la rodilla, falló en encontrar algún beneficio en términos de control de los síntomas o retraso de la progresión de la enfermedad. 164 Un estudio previo de 6 meses de duración, doble ciego, controlado con placebo en 77 personas con osteoartritis también falló en encontrar algún beneficio. 138

Un estudio doble ciego, controlado con placebo, de 4 años de duración en 1,193 personas con degeneración macular falló en descubrir que la vitamina E por sí sola ayudó en la prevención o el tratamiento de la degeneración macular. 165

La vitamina E no parece ser de ayuda para la enfermedad fibroquística de las mamas . 70 Además, a pesar de algunas afirmaciones diciendo lo contrario, el complemento de vitamina E no parece ser de ayuda para el tratamiento del mal de Parkinson . 71 - 73

Aunque la vitamina E es con frecuencia recomendada para los bochornos menopáusicos , no existe evidencia real de que ésta sea efectiva. Un estudio doble ciego, controlado con placebo, de 9 semanas de duración dio seguimiento a 104 mujeres con bochornos asociados con el tratamiento de cáncer de mama, pero encontró sólo beneficios marginales en el mejor de los casos. 74

La vitamina E ha sido propuesta como tratamiento para la insuficiencia cardíaca congestiva , pero un pequeño estudio doble ciego no la encontró efectiva. 80

La vitamina E también ha sido propuesta para el tratamiento de la infertilidad masculina , 49 pero un estudio doble ciego en 31 personas no encontró beneficios. 50 En un estudio observacional, altos consumos de vitamina E estuvieron relacionados con una disminución en el riesgo de progresión del SIDA en las personas con infección por VIH . 67 Sin embargo, un estudio doble ciego en 49 personas con VIH que tomaron una combinación de vitaminas E y C o placebo durante 3 meses no mostró ningún efecto significativo en la cantidad de virus VIH detectado o el número de infecciones oportunistas. 68

Se ha sugerido que la vitamina E podría aumentar los efectos antivirales de la AZT, pero la evidencia de esto es mínima. 69

¿Cuál es la Evidencia Científica de la Vitamina E?

Prevención del Cáncer

Los resultados de pruebas de tipo observacional han sido contradictorias, pero tras una evaluación minuciosa, estas sugieren que consumos elevados de vitamina E y otros antioxidantes están asociados con la reducción del riesgo de cáncer pulmonar y muchos otros tipos de cáncer, incluyendo el de la vejiga, el estomacal, bucal, de garganta, de laringe, pulmonar, hepático y cáncer prostático. 83 - 95,144,145,166 Basándose en éste y otros resultados, los investigadores desarrollaron la hipótesis de que los antioxidantes pueden ayudar a prevenir el cáncer y se deben poner en movimiento, estudios grandes doble ciego controlado con placebo, de larga duración, para corroborar esto.

Desafortunadamente, estos estudios por lo general fallan en encontrar a la vitamina E de ayuda para la prevención del cáncer en las personas con altos riesgo de padecerlo. 14,146,158,159

La única nota positiva viene de un estudio doble ciego en 29,133 fumadores. 25 En este estudio, 50 mg de vitamina E sintética (dl-alfa-tocoferol) diaria durante 5 a 8 años causó una reducción del 32% en la incidencia de cáncer prostático y un descenso del 41% en muertes por cáncer prostático. 81

Sorprendentemente, los resultados fueron vistos inmediatamente después del comienzo de la complementación. Esto fue inesperado ya que el cáncer de próstata crece muy lentamente. Un cáncer que aparece hoy, en realidad empezó a desarrollarse muchos años atrás. El hecho de que la vitamina E casi inmediatamente redujera la incidencia de cáncer de próstata sugiere que ésta de alguna manera bloquea el paso mediante el cual un cáncer prostático oculto hace su aparición hasta ser detectable.

No obstante, los resultados negativos con respecto a la mayoría de los otros tipos de cáncer han hecho dudar a los científicos sobre poner demasiadas esperanzas en estos resultados. Algunos investigadores de la vitamina E creen que se observarán mejores resultados con el gama-tocoferol en lugar de con el alfa-tocoferol utilizado en la pruebas mencionadas arriba. Otros sugieren que la vitamina E podría ser de más ayuda para la prevención del cáncer en personas de bajo riesgo. Actualmente están en proceso más investigación para resolver estas interrogantes.

Enfermedad Cardiovascular

La mayoría pero no todos los estudios observacionales han descubierto asociaciones entre un alto consumo de vitamina E y una reducción en el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular ( enfermedad cardíaca y apoplejías ). 104 - 107,150,151 Sin embargo, como hemos explicado, los estudios observacionales por sí solos no se puede depender de ellos para identificar tratamientos útiles. Los estudios doble ciego, los cuales proporcionan mucho mayor evidencia convincente de efectividad, por lo general han fallado en encontrar a los complementos de vitamina E como algo efectivo.

La prueba realizada por la Heart Outcomes Prevention Evaluation (HOPE) descubrió que la vitamina E natural (d-alfa-tocoferol) en una dosis de 400 UI diarias no reduce el número de ataques cardíacos, apoplejías o muertes por enfermedad cardíaca más que el placebo. 96 La prueba dio seguimiento a más de 9,000 hombres y mujeres que tenían enfermedad cardíaca existente o estaban en alto riesgo de padecerla.

Resultados negativos también fueron apreciados en otras numerosas y grandes pruebas. 99 - 102,129,152,153

Cuando los resultados de estos estudios empezaron a llegar, algunos defensores de los antioxidantes propusieron que las personas involucradas en estas pruebas ya tenían la enfermedad muy avanzada como para que la vitamina E les ayudara. Sin embargo, una gran prueba posterior también descubrió que la vitamina E era ineficaz para retrasar el progreso de la enfermedad cardíaca en las personas saludables. 155

Las críticas también sugirieron que el tipo de vitamina E utilizado en estos estudios (alfa-tocoferol) no fue la mejor elección y que el gama-tocoferol podría ser de mayor ayuda. 140 - 142,154 El gama-tocoferol está presente en la alimentación de manera mucho más abundante que el alfa-tocoferol y podría ser que los estudios que mostraron beneficios con el complemento de vitamina E de hecho localizaran la influencia del gama-tocoferol. Sin embargo, un estudio observacional con el objetivo específico de ver si los niveles de gama-tocoferol estaban asociados con el riesgo de ataque cardíaco no encontró relación entre los dos. 143 No obstante, las pruebas de intervención del gama-tocoferol actualmente están en proceso.

Prevención de la Preeclampsia

Preeclampsia es una complicación peligrosa del embarazo que implica presión arterial alta, inflamación de todo el cuerpo e inadecuada función renal. Un estudio doble ciego, controlado con placebo en 283 mujeres con alto riesgo de preeclampsia descubrió que la complementación con vitamina E (400 UI de vitamina E natural) y vitamina C (1,000 mg diarios) redujo significativamente las probabilidades de desarrollar esta enfermedad. 112

Aunque esta investigación es prometedora, son necesarios estudios más grandes para confirmar si las vitaminas E y C de hecho funcionarán. Los autores de este estudio señalan que estudios de similar tamaño descubrieron beneficios con otros tratamientos, como con aspirina, que posteriormente probaron ser ineficaces cuando se realizaron estudios a gran escala. Además, tenga en mente que no sabemos si altas dosis de estas vitaminas son absolutamente seguras para mujeres embarazadas.

Disquinesia Tardía

Entre 1987 y 1998, fueron publicados al menos cinco estudios doble ciego en los cuales se indicaba que la vitamina E era benéfica en el tratamiento de la disquinesia tardía . 113,114 Aunque la mayoría de estos estudios fueron pequeños y duraron solamente de 4 a 12 semanas, un estudio de 36 semanas involucró a 40 personas. 115 Tres estudios doble ciego pequeños reportaron que la vitamina E no era de ayuda. 116,117 No obstante, un análisis estadístico de los estudios doble ciego realizados antes de 1999 descubrió buena evidencia de que la vitamina E era más efectiva que el placebo. 118 La mayoría de los estudios descubrieron que la vitamina E funcionaba mejor para la DT de aparición más reciente. 119

Sin embargo, en 1999, la imagen de la vitamina E cambió con la publicación de un estudio más - el más grande y de mayor duración hasta la fecha. 120 Este estudio doble ciego involucró a 107 participantes de nueve diferentes sitios de investigación los cuales tomaron 1,600 UI de vitamina E o placebo del diario durante al menos 1 año. A diferencia de la mayoría de los estudios anteriores, éste no descubrío a la vitamina E como efectiva en la disminución de los síntomas de la DT.

¿Por qué la desigualdad entre este estudio y los anteriores? Los investigadores, algunos de los cuales habían trabajado en los estudios positivos anteriores, de vitamina E, estuvieron en dificultades al elaborar una respuesta. 121,122 Ellos propusieron una cantidad de posibles explicaciones. Una fue que los estudios previos fueron demasiado pequeños o demasiado cortos para ser precisos y que la vitamina E en realidad no ayudó en lo absoluto. Otra fue la más complicada: Que la vitamina E podría ser de ayuda sólo para un subgrupo de personas que padecieran de DT - aquellos con síntomas ligeros de DT de más reciente aparición - y que pocas de estas personas participaron en el estudio más reciente. Ellos también señalaron a los cambios en el tratamiento de la esquizofrenia desde que se realizó el último estudio, incluyendo el creciente uso de medicamentos antipsicóticos que no provocan DT.

El resultado final: La efectividad de la vitamina E para una persona determinada simplemente es desconocida. Debido a la falta de otros tratamientos efectivos para la DT y la seguridad general de la vitamina, podría valer la pena platicarlo con su médico.

Apoyo Inmunológico

Las personas de edad avanzada con frecuencia no responden adecuadamente a las vacunas. Un estudio doble ciego sugiere que la vitamina E podría ser capaz de fortalecer la respuesta inmunológica a las vacunas. En esta prueba, se les suministró a 88 personas mayores de 65 años de edad placebo o vitamina E en 60 IU, 200 IU ó 800 IU de dl-alfa-tocoferol diariamente. 123 Entonces los investigadores les dieron a todos los participantes inmunizaciones contra la hepatitis B, tétanos, difteria y pneumonía, y vieron la respuesta inmunológica de las personas a estas vacunaciones. Los investigadores también realizaron un examen de la piel que evaluó la fuerza total de la respuesta inmunológica.

Los resultados fueron prometedores. La vitamina E en una dosis de 200 mg diarios y, en menor grado, a 800 mg diarios aumento significativamente la fuerza de la respuesta inmunológica.

Sin embargo, la vitamina E no parece tener un efecto de “apoyo inmunológico" en general. Un estudio en personas de edad avanzada que utilizó vitamina E no ayudó a prevenir los resfriados y otras infecciones respiratorias, y de hecho, parecía incrementar ligeramente la severidad de las infecciones que sí ocurrían. 156

Enfermedad de Alzheimer

Evidencia preliminar sugiere que altas dosis de vitamina E podrían retrasar la progresión de la enfermedad de Alzheimer . 124 En un estudio doble ciego, controlado con placebo, 341 personas recibieron ya sea 2,000 UI diarias de vitamina E (dl-alfa-tocoferol), el medicamento antioxidante selegilina o placebo. Aquellos a los que se les administró vitamina E les tomó casi 200 días más alcanzar un estado grave de la enfermedad que aquellos del grupo con el placebo. (La selegilina fue incluso más efectiva.)

Advertencia: Estas dosis altas de vitamina E no deberían ser tomadas excepto bajo supervición de un médico (vea los Temas de Seguridad).

Dismenorrea (Dolor Menstrual)

En una prueba doble ciego, controlado por placebo, a 100 mujeres jóvenes quejándose de significativo dolor menstrual se les suministró ya sea 500 UI de vitamina E o placebo durante cinco días. 139 El tratamiento comenzó dos días antes y continuó durante tres días después del comienzo esperado de la menstruación. Aunque ambos grupos mostraron mejorías significativas con respecto al dolor durante los dos meses del estudio (presumiblemente debido a la influencia del placebo), la reducción del dolor fue mayor en el grupo de tratamiento al ser comparado con el grupo del placebo.

Bajo Conteo de Esperma/Infertilidad

En un estudio doble ciego, controlado con placebo en 110 hombres cuyo esperma mostró actividad por debajo de lo normal, un tratamiento con 100 UI de vitamina E diaria provocó una mejoría en la actividad del esperma y una fertilidad actual más alta (medidad en los embarazos). 125 Sin embargo, una prueba doble ciego más pequeña no descubrió beneficios. 126

Complicaciones de la Diabetes

Las personas con diabetes algunas veces desarrollan una irregularidad en su ritmo cardíaco llamada neuropatía autonómica cardíaca . Un estudio doble ciego, controlado con placebo, de 4 meses de duración descubrió que la vitamina E en una dosis de 600 mg diarios alivió estos síntomas. 127

Temas de Seguridad

El nivel máximo de consumo tolerable (UL por sus siglas en inglés) de vitamina E seguro para un adulto está establecido en 1,000 mg diarios. 128 Las cantidades equivalentes son 1,500 UI de vitamina E natural y 1,100 UI de vitamina E sintética. (Por razones técnicas, el factor de conversión es un poco diferente que en el de las recomendaciones de ingesta diaria mencionadas arriba.) Para las mujeres embarazadas menores a 19 años de edad, el nivel máximo de consumo tolerable es 800 mg.

La vitamina E tiene una efecto "adelgazador de la sangre" que podría acarrear problemas en ciertas situaciones. En un estudio que incluyó a 28,519 hombres, los complementos de vitamina E en la baja dosis de 50 UI de vitamina E sintética por día causó un incremento en las apoplejías hemorrágicas fatales, el tipo de apoplejía provocada por sangrado. 129 (Sin embargo, ésta redujo el riesgo de un tipo más común de apoplejía, 130 y los dos efectos esencialmente se anularon.) Basándose en sus efectos adelgazadores de la sangre, existen preocupaciones de que la vitamina E podría causar problemas si ésta es combinada con medicamentos que también adelgacen la sangre, como el Coumadin (warfarina), heparina, Plavix (clopidogrel), Ticlid (ticlopidina), Trental (pentoxifilina) y aspirina. Teóricamente, el resultado neto podría ser adelgazar demasiado la sangre, provocando problemas de sangrado. Un estudio que evaluó la vitamina E más la aspirina de hecho sí encontró un efecto adicional. 131 En contraste, los resultados de un estudio de vitamina E y Coumadin no descubrieron evidencia de interacción, pero aún así no sería recomendable combinar estos tratamientos excepto bajo la supervisión de un médico. 132

También existe al menos la remota posibilidad de que la vitamina E también podría interactuar con los complementos que tienen un ligero efecto adelgazador de la sangre, como el ajo , el policosanol y el ginkgo . Las personas con trastornos de sangrado como la hemofilia y aquellos que están a punto de someterse a cirugía o a labor de parto también deberían abordar la vitamina E con precaución.

Además, la vitamina E podría aumentar la sensibilidad del cuerpo a su propia insulina en personas con diabetes de aparición en la etapa adulta. 133,134 Esto podría acarrear al riesgo de que los niveles de azúcar en la sangre bajen demasiado. Si está tomando medicamentos hipoglicémicos orales, no tome altas dosis de vitamina E sin primero consultar con su médico.

Por último, existe controversia considerable con respecto a si es apropiado combinar la vitamina E con medicamentos convencionales de quimioterapia. 135 El razonamiento detrás de esta preocupación es que muchos medicamentos de quimioterapia funcionan en parte creando radicales libres que destruyen las células cancerígenas. Los antioxidantes como la vitamina E podrían interferir con este efecto benéfico. Sin embargo, no existe suficiente evidencia de que los antioxidantes de hecho interfieran con los medicamentos de quimioterapia y hay evidencia en aumento de que no lo harán. 136,167 No obstante, en vista de los altos intereses implicados, nosotros recomendamos fuertemente que no tome estos complementos mientras está bajo quimioterapia de cáncer, excepto bajo la recomendación de un médico.

Interacciones de las que Debería Saber al Respecto

Si usted está tomando

  • medicamentos adelgazadores de la sangre , como Coumadin (warfarina) , heparina , Plavix (clopidogrel), Ticlid (ticlopidina), Trental (pentoxifilina) o aspirina : Busque asesoría médica antes de tomar vitamina E.
  • Amiodarona : La vitamina E podría ayudar a protegerlo de sus efectos secundarios relacionados con los pulmones.
  • Medicamentos con fenotiazina : La vitamina E podría ayudar a reducir sus efectos secundarios.
  • Medicamentos de quimioterapia: Busque asesoría médica antes de tomar vitamina E.
  • Medicamentos hipoglicémicos orales : Altas dosis de vitamina E podrían provocarle un descenso demasiado bajo en sus niveles de azúcar en la sangre, requiriendo de un ajuste en la dosis de sus medicamentos.
 

Search Your Health