To find a doctor, call 800-667-5356 or click below:

Find a Doctor

Request an Appointment

left banner
right banner
Smaller Larger

En Sus Propias Palabras: Viviendo con Disfunción Eréctil (Impotencia)

English Version

Tony, quien vive en Londres, Inglaterra, acaba de cumplir 50. Para su cumpleaños, sus amigos y familia lo sorprendieron con un paseo en helicóptero por la ciudad. Aun manejó el helicóptero. Se jubiló debido a un serio accidente industrial. Once años atrás, Tony cayó de un andamio de gran altura. Este fue su accidente que resultó en su impotencia.

¿Cuál fue la primera señal de que algo andaba mal? ¿Cuáles fueron sus síntomas?

Después de caer, estuve en el hospital por cuatro meses en recuperación. Tuve muchos otros problemas - huesos rotos, la muñeca aplastada - que tener una erección era la última cosa en mi mente. Aunque noté, que nunca estaba despertando con una erección. Una vez que regresé a casa con mi esposa, entonces realmente me di cuenta de que algo andaba mal... No podía tener una erección.

Entonces, tu mente se involucra y se vuelve un círculo vicioso. Yo estaría muy preocupado por eso. No podía dejar de pensarlo. Le pedí a mi esposa Kathy que echara un vistazo ahí, para ver si había algo chistoso. Ella dejó salir un resuello - toda mi parte baja estaba contusionada. Dijo que cada color del arcoiris estaba representado.

Decidimos esperara y dejar que desapareciera la contusión, pero eso no sucedió. Todavía no podría tener una erección.

¿Cómo fue la experiencia del diagnóstico?

Estaba frustrado. Cuando se lo informé al médico (lo cual no fue fácil), el me hubiera dicho que no me preocupara. Después de 6 meses, me cambié con otro médico más cerca de mi casa. Una vez más, le informé a él. Me dijo la misma cosa... no se preocupe. Me gustaría verlos no preocuparse si ellos no pudieran tener una erección.

Una tarde (casi 16 meses después del accidente) me estaba alistando para ir con el médico y Kathy preguntó si se lo iba a informar al médico. Cuando dije que había tratado, ella se ofreció a ir conmigo y platicarlo. Eso fue una enorme ayuda. Es difícil hablar de eso por ti mismo.

El médico finalmente me canalizó con un especialista, quien dijo que yo tenía dos opciones. Una era que me inyectara yo mismo en el pene cada vez que quisiera tener intimidad. La otra opción era una bomba de vacío que se coloca en el pene, bombea hasta que la sangre llena el pene, y luego desliza un aro en la base del pene para mantenerlo duro para la intimidad sexual. La bomba sonó mucho más fácil que poner una aguja en mi pene, pero esto no lo cubría mi seguro y yo no lo podía pagar. Las inyecciones estaban cubiertas, así que fue la aguja.

Kathy y yo volvimos a casa, pero no podía inyectarme yo mismo. Ella lo tuvo que hacer. Y funcionó. Hicimos el amor por primera vez en 16 meses y fue maravilloso. Sin embargo, la siguiente vez que lo ibamos a hacer, Kathy empezó a llorar y dijo que simplemente no podía ponerme la inyección. Tenía tanto miedo de lastimarme (la inyección sólo tenía que ser puesta). No la podía culpar; ni yo lo podía hacer. Así que sólo nos abrazamos y lloramos. Quizá no podíamos hacer el amor, pero nos teníamos el uno al otro.

¿Cuál fue su reacción inicial y a largo plazo al diagnóstico?

Estoy seguro de que no te lo puedes imaginar, estaba devastado. Al principio, cuando los médicos me decían que no me preocupara, traté de creerles, que esto sólo era temporal. Pero después de 16 meses, yo estaba completamente de mi lado.

¿Cómo es tratada la impotencia?

Bien, esta historia tiene un final feliz. Después de que la inyección no funcionó, regresé con el especialista. Me contó acerca de un ensayo clínico que apenas estaba iniciando. Era para una medicina que pones en tu uretra antes de hacer el amor. Entré al ensayo y para mi placer, funcionó.

Pero, se volvió completamente inconveniente. Tienes que mantener la medicina en el refrigerador. Nuestra recámara está en la planta alta. Tenía que bajar las escaleras, pasar la recámara de mis hijas, tomar el medicamento, ir al baño y deslizar la pastilla fría dentro de mi uretra. Pero, estaba haciendo el amor y eso era lo que importaba.

Un día estaba sentado viendo TV y recibí una llamada de la BBC [una cadena emisora de Londres]. Estaba empezando un ensayo clínico con Viagra, y ellos querían documentar a una persona que participara en el ensayo. Los caballeros querían saber si estaba interesado. Había escuchado de seis hombres muriendo en los Estados por el Viagra así que dije no gracias, no vale la pena. Pero, el hombre me preguntó si reconsideraría si ellos pagaban por daños físicos en uno de los mejores hospitales de Londres. Estuve de acuerdo. Fue por este examen que me diagnosticaron con daño a los nervios, lo cual me hacía un candidato perfecto para Viagra.

Ahora tomo Viagra de forma oral casi una hora antes si quiero hacer el amor. No refrigerador, no inyección, no pastilla dentro de la uretra. Ha sido asombroso. ¡El único efecto secundario de todo esto es que el seguro sólo cubre cuatro pastillas al mes!

¿Tuvo que hacer algún cambio dietético o en su estilo de vida en respuesta a la impotencia?

No, realmente no lo hice. Pero diré que en esos 18 meses, aprendí otras formas de tener intimidad física con Kathy.

¿Buscó algún tipo de apoyo emocional?

Esto sucedió hace 11 años. No había ninguna organización que pudiera encontrar en ese punto. Únicamente ha sido recientemente que las personas parecen ser ligeramente más capaces de hablar de eso. Ahora estoy involucrado activamente en la Impotence Society en Londres.

¿Tuvo la impotencia algún impacto en su familia?

Estoy seguro que no lo imaginas, tuvo un profundo impacto en mi relación con mi esposa. Pero ella es asombrosa y realmente nos volvimos más fuertes y cercanos a causa de esto. En un punto yo tenía miedo de que ella se fuera si no le pudiera hacer el amor. Y no la hubiese culpado. Pero ella me informó que aunque hubiera otras cosas que yo podría hacer para que ella me dejara, eso no sería una de ellas.

¿Qué consejo le daría a alguien que vive con impotencia?

Así como me incomodó cuando los doctores me lo dijeron, le diría a alguien que no se preocupe. Puede crear un círculo vicioso en su cabeza. Si no es algo médico, y es psicológico, sólo usted solucionará el problema.

Descubrí que muchos médicos no saben como tratar la impotencia o no quieren saber acerca de ella. Usted tiene que seguir importunando. Continué tratando de encontrar tratamientos que podrían funcionar para usted. Y pregunte por ensayos clínicos. Esto me salvó.

Las entrevistas fueron realizadas en el pasado y pudieran no reflejar estándares y prácticas actuales en la medicina. Hable con su médico para conocer mayores detalles sobre cómo esta condición es manejada y diagnosticada en el presente, así como para conocer que tratamientos son los adecuados para usted.

 

Search Your Health