beth israel deaconess medical center a harvard medical school teaching hospital

To find a doctor, call 800-667-5356 or click below:

Find a Doctor

Request an Appointment

left banner
right banner
Smaller Larger

Magnetoterapia

English Version

Panorama General | Historia de la Magnetoterapia | Tipos de Magnetoterapia y Sus Usos | ¿Cómo Funciona la Magnetoterapia? | ¿Cuál Es la Evidencia Científica para la Magnetoterapia? | Cómo Usar la Magnetoterapia | Cuestiones de Seguridad | Referencias

Descripción General | Historia de la Magnetoterapia | Tipos de Magnetoterapia y Sus Usos | ¿Cómo Funciona la Magnetoterapia? | ¿Cuál Es la Evidencia Científica para la Magnetoterapia? | Cómo Usar la Magnetoterapia | Cuestiones de Seguridad

Descripción General

Popular desde hace mucho tiempo en Japón, la magnetoterapia recientemente ha sido del conocimiento público en los Estados Unidos, estimulada por los jugadores de golf y de tenis, exaltando las virtudes de los imanes en cuanto al tratamiento de lesiones relacionadas con los deportes. Rodilleras, hombreras y tobilleras magnéticas, así como plantillas y cubiertas para colchón, están ampliamente disponibles y son vendidos artículos que proporcionan un gran número de beneficios de curación.

A pesar de este entusiasmo, hasta ahora hay poca evidencia científica que respalde el uso de imanes para cualquier enfermedad médica. Sin embargo, varios estudios pequeños llevados a cabo en los últimos años sugieren que en realidad varias formas de magnetoterapia podrían incluir un uso terapéutico genuino en ciertas enfermedades. Más estudios están en proceso.

Historia de la Magnetoterapia

La magnetoterapia tiene una larga historia en la medicina popular tradicional. Datos fidedignos nos dicen que por lo menos hace 2,000 años, y tal vez más, los doctores chinos creían en el valor terapéutico de los imanes. En Europa, en el siglo 16, Paracelso usó imanes para tratar una variedad de enfermedades. Dos siglos después, Mesmer se volvió famoso por haber tratado varios trastornos con imanes.

A mediados del siglo 20, científicos de varias partes del mundo empezaron a realizar estudios sobre el uso terapéutico de imanes. Desde la década de los 40's, los imanes empezaron a ganar mayor popularidad en Japón. Yoshio Manaka, uno de los acupunturistas japoneses influyentes del sigo veinte, usaba imanes junto con acupuntura . En Japón, la magnetoterapia también se volvió una técnica usada comúnmente de la medicina autoadministrada. Por ejemplo, un tipo de escayola que contenía un imán pequeño, se volvió popular para tratar molestias, especialmente entre los ancianos. Las cubiertas magnéticas para colchón, pulseras y collares también se volvieron populares - otra vez, principalmente entre los ancianos. Durante la década de 1970, tanto los imanes como los aparatos electromagnéticos se volvieron populares entre los atletas de muchos países para el tratamiento de lesiones relacionadas con los deportes.

Estos desarrollos llevaron al rápido crecimiento de la industria creando productos magnéticos para una variedad de enfermedades. Sin embargo, el desarrollo de esta industria precedió a cualquier evidencia científica confiable de que los imanes estáticos en realidad funcionen para los propósitos pretendidos. En los Estados Unidos, fue hasta 1997 que se empezaron a reportar ensayos adecuadamente diseñados de los imanes. Posteriormente, los resultados de varios estudios preliminares (detallados en la sección Evidencia Científica ) sugirieron que tanto los imanes estáticos como la terapia electromagnética en realidad podrían ofrecer beneficios terapéuticos para varios trastornos. Estos resultados han ganado interés en la investigación de la magnetoterapia.

Tipos de Magnetoterapia y Sus Usos

El término "magnetoterapia" normalmente se refiere al uso de imanes estáticos colocados directamente sobre el cuerpo, generalmente sobre las zonas de dolor. Los imanes estáticos pueden unirse al cuerpo mediante cinta adhesiva o encapsulados en productos especialmente diseñados como cinturones, bandas o cubiertas para colchón. Los imanes magnéticos algunas veces también se conocen como imanes permanentes.

Los imanes estáticos vienen en varias fuerzas. Las unidades de medida de la fuerza magnética son el gauss y el tesla. Un tesla equivale a 10,000 gauss. Un imán de refrigerador, por ejemplo, es de aproximadamente 200 gauss. Los imanes terapéuticos miden desde 200 hasta 10,000 gauss, pero la medida usada más comúnmente es de 400 a 800 gauss.

Los imanes magnéticos vienen en dos tipos diferentes de arreglos de polaridad: Imanes unipolares y dispositivos de polo alterno. Los imanes que tienen el norte sobre un lado y el sur sobre el otro se conocen como imanes unipolares, aunque esto sea confuso. Los imanes bipolares o de polo alternante están hechos de una hoja de material magnético con los imanes norte y sur arreglados en un patrón alternante, de manera que tanto el norte como el sur estén en la piel del mismo lado. Este tipo de imán ejerce un campo magnético más débil debido a que los imanes alternados tienden a oponerse el uno al otro. Cada tipo de imán tiene sus propios usos recomendados y entusiastas. (Hay muchas opiniones acaloradas - sin evidencia de respaldo - a este respecto.)

También se han estudiado dispositivos magnéticos más complejos - no para un uso casero, sino para su uso en consultorios médicos y hospitales. Desde la década de los 70's, la terapia electromagnética (normalmente en forma de terapia de campo electromagnético pulsado o PEMF, por sus siglas en inglés) ha sido usada para tratar fracturas que no sanan, y actualmente se está investigando experimentalmente para la osteoartritis , incontinencia por estrés, migrañas y otras enfermedades.

Una forma especial de terapia electromagnética, estimulación magnética transcraneal repetitiva (rTMS, por sus siglas en inglés), está siendo sometida a un estudio particularmente cerrado. La rTMS está diseñada específicamente para tratar al cerebro con pulsos magnéticos de baja frecuencia. Un estudio reciente sugiere que la rTMS podría ser benéfica para la depresión . También está siendo estudiada para el tratamiento del mal de Parkinson , epilepsia , esquizofrenia y trastorno obsesivo compulsivo .

¿Cómo Funciona la Magnetoterapia?

Muchos imanes comerciales tienen un campo magnético tan débil que resulta difícil creer que pudieran afectar al cuerpo en absoluto. Sin embargo, algunos son bastante potentes y posiblemente podrían provocar efectos a cierta profundidad. No obstante, los biofísicos se muestran escépticos respecto a que los imanes estáticos pudieran afectar de manera significativa al cuerpo. (Los campos magnéticos en movimiento de la rTMS y PEMF ejercen un tipo diferente de efecto y casi no hay duda de que puedan afectar el tejido neural y posiblemente también otras partes del cuerpo.)

Una idea errónea que comúnmente se tiene es que los imanes atraen el hierro en la sangre, moviendo de esta forma la sangre y estimulando la circulación. Sin embargo, debido a que el hierro en la sangre está ligado a la hemoglobina, no es libre de responder a un imán. Los imanes estáticos podrían afectar las partículas cargadas en la sangre, nervios y membranas celulares, o alterar sutilmente las reacciones bioquímicas, aunque aún no se ha mostrado si el efecto es lo suficientemente fuerte para hacer una diferencia. 1 Algunos resultados de investigación sugieren que los imanes estáticos afectan la circulación sanguínea local, 43 pero un ensayo doble ciego , rigurosamente diseñado, encontró que los imanes estáticos disponibles comercialmente no tienen efecto sobre el flujo sanguíneo. 44 Otro estudio encontró evidencia de que los imanes estáticos podrían afectar el metabolismo muscular. 10 Será necesaria mayor investigación para explicar estas posibilidades.

¿Cuál Es la Evidencia Científica para la Magnetoterapia?

Imanes Estáticos

En ensayos doble ciego, controlados por placebo , los imanes estáticos se han mostrado prometedores para varias enfermedades, pero en ningún caso la evidencia es lo suficientemente fuerte como para confiar en ella.

Artritis Reumatoide

Un ensayo doble ciego controlado de 64 personas con artritis reumatoide de la rodilla, comparó los efectos de imanes fuertes con polaridad alternante (para saber la definición, consulte Tipos de Magnetoterapia y Sus Usos ) con los efectos de un imán unipolar deliberadamente débil. 35 Los investigadores usaron al imán debilitado como un grupo de control de manera que a los participantes no les resultaría fácil eliminar el tipo ciego, al probar el magnetismo de su tratamiento.

Después de 1 semana de terapia, el 68% de los participantes que usaron los imanes fuertes (llamado el grupo de tratamiento) reportó alivio, en comparación con el 27% en el grupo de control. Esta diferencia fue estadísticamente significativa . Dos de otras cuatro medidas subjetivas de la gravedad de la enfermedad también mostraron mejorías estadísticamente significativas. Sin embargo, no se observaron mejorías significativas en evaluaciones objetivas de la enfermedad, tales como pruebas de sangre para la gravedad de la inflamación o valoración del médico a la sensibilidad, inflamación o rango de movimiento articular. Este estudio sugiere que la magnetoterapia podría reducir el dolor de artritis reumatoide sin alterar la inflamación real. Sin embargo, la ambivalencia de resultados estadísticamente significativos y no significativos, indica que es necesario un estudio más grande para factorizar el "ruido estadístico".

Síndrome Postpolio

Un estudio doble ciego controlado con placebo, de 50 personas con síndrome postpolio, encontró evidencia de que los imanes son efectivos para aliviar el dolor. 2 Los imanes o imanes placebo fueron colocados durante 45 minutos sobre puntos detonantes previamente determinados (uno por persona). (Los puntos detonantes son las áreas doloridas dentro del músculo y que al ser presionadas provocan alivio en otras áreas del músculo, y de manera inversa, cuando se inflaman provocan dolor en otras partes del músculo.) En comparación con el 19% en el grupo de placebo, en el grupo de tratamiento, el 76% de los participantes reportó mejoría.

Fibromialgia

Un ensayo doble ciego controlado por placebo, de 6 meses de duración, con 119 personas con fibromialgia , comparó dos cubiertas magnéticas para colchón disponibles comercialmente, con el tratamiento falso y sin tratamiento. 36 El grupo 1 usó una cubierta para colchón, diseñada para producir un campo magnético uniforme de polaridad negativa. El grupo 2 usó una cubierta para colchón que varió en polaridad. En ambos grupos, se siguieron las indicaciones del fabricante. Los grupos 3 y 4 usaron tratamientos falsos diseñados para simular, en apariencia, los imanes usados en los grupos 1 y 2. El grupo 5 no recibió tratamiento.

En promedio, los participantes de todos los grupos mostraron mejoría en los 6 meses del estudio. Los participantes en los grupos de tratamiento, especialmente el grupo 1, mostraron una tendencia hacia una mejoría mayor; sin embargo, la diferencias entre el tratamiento real y el tratamiento falso o sin tratamiento, fracasaron en alcanzar una diferencia significativa en las mayoría de las medidas. Este resultado sugiere que las cubiertas magnéticas para colchón podrían ser útiles para la fibromialgia, aunque sería necesario un estudio más grande con el fin de identificar los beneficios.

Un estudio previo, doble ciego controlado con placebo, de 30 mujeres con fibromialgia, encontró mejoría significativa con los imanes en comparación con el placebo. 3 Las mujeres durmieron sobre cubiertas magnéticas para colchón (o cubiertas falsas para el grupo de control) cada noche, durante 4 meses. De las 25 mujeres que terminaron el ensayo, las participantes que durmieron sobre las cubiertas experimentales para colchón, notaron una disminución significativa en dolor y fatiga en comparación con el grupo de placebo, junto con mejoría significativa en el funcionamiento físico y del sueño.

Neuropatía Periférica

Un estudio cruzado, doble ciego controlado por placebo de 4 meses de duración, de 19 personas con neuropatía periférica , encontró una reducción significativa en los síntomas en comparación con el placebo. 4 Los participantes usaron durante el día plantillas magnéticas hasta el final del período de ensayo. La reducción en los síntomas de acidez, entumecimiento y hormigueo estuvo especialmente marcada en los casos de neuropatía asociada a diabetes.

Curación de Heridas Después de Cirugía Plástica

Un estudio doble ciego controlado por placebo, observó el efecto de los imanes sobre la curación después de una cirugía plástica. 5 El estudio examinó el uso de imanes sobre 20 pacientes que habían tenido lipectomía por succión (conocida comúnmente como liposucción). Los imanes ubicados en los parches se colocaron sobre la región operatoria inmediatamente después de la cirugía y se dejaron en esa región durante 14 días. En comparación con el grupo de control, el grupo de tratamiento experimentó una reducción estadísticamente significativa del dolor e inflamación durante los días 1 hasta el 4, posteriores a la operación; en la decoloración durante los días 1 hasta el 3.

Dolor de Baja Espalda y Otras Formas de Dolor Musculoesquelético Crónico

Un ensayo cruzado, doble ciego controlado por placebo, de 54 personas con dolor de rodilla o dolor de espalda , comparó una selección compleja de imanes estáticos con una selección de imanes falsos. 37 Los participantes usaron el dispositivo real o falso durante 24 horas; después de un período de 7 días de descanso, usaron la terapia opuesta durante otras 24 horas. Las evaluaciones mostraron que el uso de imanes reales estuvo asociado con mejorías más grandes que con el tratamiento falso.

También se observaron beneficios en un ensayo doble ciego controlado con placebo, de 43 personas con dolor crónico de rodilla que en lugar de usar imanes bastante fuertes, usaron imanes estáticos ordinarios de manera continua durante 2 semanas. 9

Un estudio cruzado, doble ciego controlado con placebo de 20 personas que tenían dolor crónico de baja espalda, de al menos 6 meses de duración, fracasó en encontrar evidencia alguna de beneficio. 6 Sin embargo, el imán de polo alternante, usado en este estudio produjo un campo magnético muy débil.

En un estudio doble ciego de 101 personas con dolor crónico de cuello y de hombro, el uso de un collar magnético fracasó en demostrar más efectividad que el tratamiento de placebo. 45

Dolor Pélvico

Un estudio doble ciego controlado por placebo, de 14 mujeres con dolor pélvico crónico (debido a endometriosis u otras causas) no encontró beneficio significativo al aplicar imanes en los puntos detonantes sobre el abdomen durante dos semanas. 7 Sin embargo, el análisis estadístico mostró que para detectar un efecto, habría sido necesario matricular a un mayor número de participantes. Un estudio más grande encontró cierta evidencia de beneficio después de 4 semanas de tratamiento, pero un alto índice de pérdida de información y otros problemas de diseño comprometen la validez de los resultados. 46

Síndrome del Túnel Carpiano

Un estudio doble ciego controlado por placebo, de 30 personas con síndrome del túnel carpiano , encontró que un solo tratamiento con un imán estático produjo beneficios considerables y de larga duración. 42 Sin embargo, se observaron beneficios dramáticos idénticos en el grupo de placebo. Así que este estudio respalda a otros ensayos que encontraron que el tratamiento de placebo es bastante efectivo para el dolor, pero en sí no proporciona evidencia de la efectividad de los imanes.

Terapia Electromagnética: Terapia de Campo Electromagnético Pulsado (PEMF)

La terapia electromagnética es usada de dos formas principales: Terapia de campo electromagnético pulsado (PEMF) o una versión especial de PEMF llamada estimulación magnética transcraneal repetitiva (rTMS). En esta sección hablaremos sobre PEMF.

A pesar de que el hueso tiene una notable capacidad para curarse de lesiones, en algunos casos las partes rotas no se unen; éstas se llaman fracturas sin unión. Desde la década de los 70's, la terapia PEMF se ha usado para estimular la reparación ósea en fracturas sin unión y algunas otras; éste es un uso relativamente aceptado y no se comentará aquí. Con más controversia, la PEMF se ha mostrado prometedora para la osteoartritis, incontinencia por estrés y posiblemente también para otras enfermedades.

Osteoartritis

Tres estudio doble ciego controlados por placebo que matricularon a más de 350 personas, sugieren que la terapia de campo electromagnético pulsado puede mejorar los síntomas de la osteoartritis . 11, 12, 47

Por ejemplo, un estudio doble ciego controlado con placebo probó la PEMF en 86 personas con osteoartritis de la rodilla y 81 con osteoartritis de la espina cervical. 12 Los participantes recibieron 18 sesiones de media hora con un aparato de PEMF o un dispositivo falso. Los participantes tratados mostraron mejorías significativamente mayores en la gravedad de la enfermedad que quienes recibieron placebo. Para ambas enfermedades de osteoartritis, los efectos duraron al menos un mes después del término del tratamiento.

Un ensayo doble ciego, más reciente, evaluó campos electromagnético pulsados de baja potencia y frecuencia extremadamente baja para el tratamiento de osteoartritis de rodilla. 38 Un total de 176 personas recibieron ocho sesiones de tratamiento falso o real durante un período de 2 semanas. Los resultados mostraron una reducción significativamente mayor del dolor en el grupo tratado.

Incontinencia por Estrés

Muchas mujeres experimentan incontinencia por estrés, la fuga de orina posterior a cualquier acción que ejerza presión sobre la vejiga. La risa, el ejercicio físico y toser pueden detonar este acontecimiento desagradable. Un estudio reciente sugiere que el tratamiento PEMF podría ser útil. En este estudio controlado con placebo, los investigadores aplicaron pulsaciones de campos magnéticos de alta intensidad a 62 mujeres con incontinencia por estrés. 14 La intención era estimular los nervios que controlan los músculos pélvicos.

Los resultados mostraron que, en comparación con el placebo, una sesión de estimulación magnética redujo significativamente los episodios de fuga urinaria durante la siguiente semana. En el grupo tratado, el 74% experimentó mejoría significativa en comparación con sólo el 32% en el grupo de placebo. Se supone que el campo magnético de alta intensidad usado en este tratamiento produjo corrientes eléctricas en los nervios y músculos pélvicos. Esto se confirmó por la examinación objetiva de 13 pacientes, la cual encontró que de hecho la estimulación magnética estaba incrementando la fuerza de cierre a la salida de la vejiga. Sin embargo, hubo un serio defecto en este estudio: No parecer haber sido doble ciego. (Para tener más información sobre por qué esto es importante, vea ¿Por Qué las Terapias Complementarias Dependen de Estudios Doble Ciego? ). Aparentemente, los investigadores sabían cuáles participantes estaban recibiendo el tratamiento real y cuáles no, por lo tanto inconscientemente podrían haber predispuesto sus observaciones para ajustarse a sus expectativas. Así que la promesa de la terapia electromagnética para la incontinencia por estrés aún necesita validarse en ensayos diseñados adecuadamente.

Esclerosis Múltiple

Un estudio doble ciego controlado por placebo, de 2 meses de duración en 30 personas con esclerosis múltiple , se llevó a cabo usando un dispositivo PEMF. 13 A los participantes se les enseñó a adherir el dispositivo a uno de los tres puntos diferentes de acupuntura sobre el hombro, espalda o cadera. El estudio encontró mejorías estadísticamente significativas en el grupo de tratamiento, más notablemente en el control de vejiga, función de la mano y espasticidad muscular.

Disfunción Eréctil

En un ensayo doble ciego controlado por placebo, de 3 semanas de duración, 20 hombres con disfunción eréctil recibieron terapia PEMF o placebo. 30 La magnetoterapia fue administrada mediante una pequeña caja colocada cerca de la zona genital y mantenerla ahí lo más continuamente posible durante el período de estudio; ni los participantes, ni los observadores sabían si el aparato en realidad estaba o no activado. Los resultados mostraron que el uso de PEMF mejoró significativamente la función sexual en comparación con el placebo .

Migrañas

En un ensayo doble ciego, 42 personas con dolores de cabeza por migraña recibieron durante 1 hora tratamiento con terapia electromagnética pulsada real o tipo placebo en los muslos internos, 5 veces a la semana, durante 2 semanas. 15 Los resultados mostraron beneficios en la frecuencia y gravedad del dolor de cabeza. Sin embargo, el diseño de estudio en realidad fue complejo y no estándar, por lo que los resultados son difíciles de interpretar.

Terapia Electromagnética: Estimulación Magnética Transcraneal Repetitiva

La estimulación magnética transcraneal repetitiva (rTMS), una forma de PEMF que específicamente involucra la aplicación de pulsos magnéticos de baja frecuencia al cerebro, ha sido investigada para el tratamiento de enfermedad emocional y otras enfermedades que se originan en el cerebro. Por lo general los resultados han sido promisorios.

Depresión

Varios estudios pequeños han evaluado a la rTMS para el tratamiento de la depresión (incluyendo depresión severa que no responde a tratamiento estándar, así como la fase depresiva de la enfermedad bipolar ), y la mayoría la encontró efectiva. 16-24, 39, 41, 48-50

En uno de los mejores de estos estudios, 70 personas con depresión mayor recibieron rTMS o rTMS falsa en un entorno doble ciego, durante un período de 2 semanas. 17 Los resultados mostraron que los participantes que recibieron tratamiento real experimentaron mejoría significativamente mayor que quienes recibieron tratamiento falso.

Otro estudio evaluó los efectos de la rTMS en 20 personas cuya depresión no respondió a la terapia medicada estándar (depresión resistente al tratamiento) y también encontró beneficios. 25 Esto sugiere que la rTMS podría ser una opción para el 20% al 30% de las personas deprimidas para quienes la terapia medicada convencional no es exitosa. A menudo, la ECT (terapia electroconvulsiva o tratamiento por electro choques) se usa para personas que se encuentran dentro de esta categoría, pero la rTMS podría ser una alternativa igual de efectiva y menos traumática. 22, 24, 49

Desafortunadamente, todos estos estudios de la rTMS para la depresión fueron tan pequeños que sus resultados son un tanto cuestionables con respecto a las bases estadísticas. Serán necesarios ensayos más grandes y de mayor duración para establecer totalmente la eficacia de la rTMS para esta enfermedad.

Epilepsia

En un ensayo doble ciego controlado por placebo, 24 personas con epilepsia (técnicamente, ataques parciales complejos o ataques generalizados secundarios) que no respondieron totalmente al tratamiento con medicinas, recibieron tratamiento con rTMS o rTMS falsa, dos veces al día, durante una semana. 8 Los resultados mostraron una ligera reducción en los ataques entre las personas que recibieron la rTMS real. Sin embargo, los beneficios desaparecieron rápidamente cuando el tratamiento fue suspendido. En un ensayo abierto, se observaron efectos similares y de corta duración. 26

Esquizofrenia

Un ensayo cruzado, doble ciego controlado por placebo, observó el uso de rTMS de baja frecuencia en 12 personas diagnosticadas con esquizofrenia y que manifestaban alucinaciones auditivas frecuentes resistentes al tratamiento (escuchar voces). 27 Los participantes recibieron rTMS durante 4 días, con una duración de tratamiento acumulándose desde 4 minutos el primer día, hasta 16 minutos al cuarto día. En comparación con la estimulación falsa, la estimulación activa redujo significativamente la incidencia de alucinaciones auditivas. La extensión del beneficio varió ampliamente, durando desde 1 día en un participante, hasta 2 meses en otro. En otro estudio de personas con esquizofrenia se observaron posibles beneficios. 28

Mal de Parkinson

Un ensayo doble ciego controlado por placebo, de 2 meses de duración en 18 personas con mal de Parkinson , comparó la rTMS con el placebo. Los resultados sugieren que la terapia de rTMS puede mejorar los síntomas del mal de Parkinson. 40

Trastorno Obsesivo-compulsivo

Un estudio doble ciego controlado por placebo en18 personas con trastorno obsesivo-compulsivo , no encontró evidencia de beneficio con rTMS. 29

Cómo Usar la Magnetoterapia

La siguiente es una breve descripción del uso de la magnetoterapia. Sin embargo, tenga en cuenta que las formas actuales en que se usan los imanes aún no se han evaluado completamente mediante pruebas clínicas a largo plazo.

Se aconseja una evaluación médica completa antes de usar imanes. Usted no querrá estar tratando una espalda dolorosa con imanes, si la causa subyacente del dolor es una fractura o tumor! Otras preocupaciones se discuten en la sección Cuestiones de Seguridad .

Tipos de Imanes

Si ha decidido que quiere intentar con magnetoterapia, tendrá que elegir entre muchos tipos diferentes de imanes y dispositivos magnéticos que hoy en día se comercializan. Con base en el tipo de enfermedad que esté siendo tratada y en otros factores, hay varias teorías sobre el tamaño y tipo de imanes para usar y dónde aplicarlos. Debido a que los imanes unipolares tienen un campo magnético de penetración más profunda, algunos investigadores consideran que estos son más efectivos para el tratamiento de tejidos más profundos. Por el contrario, se considera que los dispositivos de imanes con polos alternantes podrían ser más efectivos para estimular el tejido superficial. Así que podría ser adecuado usar un imán unipolar de muchos gauss para el dolor de baja espalda que se origina profundo en el tejido, y una configuración de polos alternantes para una lesión cercana a la superficie, tal como un esguince de muñeca. Sin embargo, no hay evidencia científica válida que respalde estas distinciones.

Además, algunos médicos mantienen que el lado norte del imán calma y el lado sur excita, y que es crucial usar el lado correcto del imán. Sin embargo, desde una perspectiva científica, es difícil ver la forma en que podría haber una diferencia entre los dos polos del imán en términos del efecto sobre el tejido corporal.

Hay consenso general de que el imán debe colocarse lo más cerca posible a la parte afectada del cuerpo. Esto puede hacerse al adherir el imán a la piel, deslizar el imán dentro de un vendaje sobre el área afectada, o usar un dispositivo de banda que tenga imanes dentro de él.

La cinta adhesiva que mantiene los imanes unidos al cuerpo podría irritar la piel; además, algunos científicos y médicos de investigación sospechan que con el tiempo, el cuerpo podría alojar el campo magnético, y así reducir el efecto terapéutico. Con el fin de prevenir tanto la irritación como el alojamiento, los médicos normalmente recomiendan el uso intermitente, como usarlo 5 días, y descansar 2 días; o 12 horas de uso y 12 horas de descanso.

Dispositivos Magnéticos Disponibles

Los fabricantes producen un amplio rango de dispositivos magnéticos. Para tratar las áreas más grandes del cuerpo, están disponibles bandas y cinturones que contienen imanes. Las bandas están diseñadas específicamente para la muñeca, codo, rodilla, tobillo, cuello, hombro y espalda, y a menudo se elaboran de material térmico para tener un efecto agregado de calentamiento del área. Estas bandas a menudo son recomendadas en casos de lesión y artritis donde el calor se siente mejor. Los partidarios de la magnetoterapia a menudo recomiendan el uso de cubierta magnéticas para colchón en personas con problemas que les afectan varias áreas del cuerpo, tales como fibromialgia o artritis; también recomiendan las cubiertas magnéticas para colchón en caso de insomnio y fatiga.

Los partidarios de la magnetoterapia recomiendan plantillas magnéticas para personas con neuropatía diabética periférica, molestias en las piernas, problemas circulatorios de las extremidades inferiores o, problemas y lesiones del pie, así como para personas que todo el día permanecen de pie.

Se dice que los collares magnéticos son útiles para el dolor de cuello y hombro, así como también para dolores y molestias generalizados, y las pulseras magnéticas son defendidas para el dolor de muñeca y problemas generales.

Cuestiones de Seguridad

En general, los imanes parecen ser seguros; parece que el riesgo mayor es la irritación a causa de la cinta adhesiva que los mantiene en su lugar. Los aparatos de MRI, por ejemplo, exponen al cuerpo a campos magnéticos gigantescos y la investigación extensa no ha encontrado evidencia de daño. Sin embargo, durante la MRI, el paciente es expuesto a un nivel alto de magnetismo durante un período corto de tiempo, mientras que las personas que diariamente usan imanes estáticos o duermen sobre ellos cada noche, se exponen a un nivel bajo de magnetismo durante un período prolongado de tiempo. Hasta ahora, no se sabe si este tipo de exposición tiene efecto de deterioro alguno. No obstante, un estudio en el que los participantes durmieron todas las noches sobre una cubierta magnética para el colchón, durante 4 meses, no encontró efectos secundarios. 31 Además, un estudio de seguridad de la rTMS no encontró evidencia de daño. 32

Anteriormente se había pensado que las personas con desfibrilador cardiovertor implantable (ICD, por sus siglas en inglés) y marcapasos no debían usar dispositivos en absoluto, pero esta recomendación se ha modificado. Un estudio encontró que a excepción de colchones y cubiertas para colchón magnéticas, la mayoría de los imanes vendidos para propósitos terapéuticos no interfieren con los cambios activados magnéticamente, presentes en la mayoría de los marcapasos. Las cubiertas magnéticas para colchón pueden desactivar y alterar la función de los ICD y marcapasos, pero otros imanes terapéuticos son seguros si se mantienen a 6 pulgadas de distancia o más de estos dispositivos. 33

Hay preocupaciones teóricas respecto a que los imanes podrían ser riesgosos para personas con epilepsia. De manera similar, hasta que se entiendan mejor los efectos fisiológicos de los tratamientos con imanes, las mujeres embarazadas deben evitarlos.

 

Search Your Health