To find a doctor, call 800-667-5356 or click below:

Find a Doctor

Request an Appointment

left banner
right banner
Smaller Larger

Glucosamina

English Version

Fuentes | Dosis Terapéuticas | Usos Terapéuticos | ¿Cuál Es la Evidencia Científica para la Glucosamina? | Temas de Seguridad | Referencias

Fuentes | Dosis Terapéuticas | Usos Terapéuticos | ¿Cuál Es la Evidencia Científica para la Glucosamina? | Temas de Seguridad

La glucosamina, usada con más frecuencia en la forma de sulfato de glucosamina, es una simple molécula derivada de la glucosa, el azúcar principal encontrada en la sangre. En la glucosamina, el átomo de oxígeno en la glucosa se reemplaza por un átomo de nitrógeno. El término químico para esta forma modificada de glucosa es amino azúcar.

La glucosamina se produce naturalmente en el cuerpo, donde es un bloque constructor clave para producir cartílago.

Estudios sugieren que los suplementos de glucosamina pueden aliviar el dolor y mejorar la movilidad en la osteoartritis , una enfermedad en la que el cartílago en las articulaciones se vuelve rígido y podría desgarrarse. Además de aliviar los síntomas, hay algo de evidencia de que la glucosamina podría retrasar en realidad el progreso de la enfermedad.

Fuentes

No hay U.S. Dietary Reference Intake (antiguamente conocida como la Recommended Dietary Allowance) para la glucosamina. Su cuerpo produce toda la glucosamina que necesita de los bloques de construcción encontrados en los alimentos.

La glucosamina no se obtiene normalmente directo de la comida. Los suplementos de glucosamina se derivan de la quitina, una sustancia encontrada en las cáscaras de los camarones, langostas y cangrejos.

Dosis Terapéuticas

Para la osteoartritis, una dosis típica de glucosamina es de 500 mg 3 veces al día. Una dosis de 1,500 mg tomada una vez al día también podría ser efectiva. 6 Sea paciente: Los resultados tardan semanas para desarrollarse.

La glucosamina está disponible en tres formas: Sulfato de glucosamina, hidrocloruro de glucosamina y N-acetil glucosamina. Todas las tres formas se venden como tabletas o cápsulas. Hay algo de disputa sobre cuál forma es la mejor.

La glucosamina se vende con frecuencia en combinación con la condroitina. No se conoce si este tratamiento de combinación es mejor que la glucosamina sola, aunque estudios en animales sugieren que éste podría ser el caso. 7, 8

Usos Terapéuticos

En balance, la evidencia de estudios doble ciego sugiere que la glucosamina es efectiva para la osteoartritis de leve a moderada. 9 - 15, 23, 24, 32, 41 - 45 Actúa de forma más lenta que los tratamientos convencionales tal como el ibuprofeno, pero parece producir aproximadamente beneficios equivalentes en tiempo. A diferencia de los tratamientos convencionales, la glucosamina podría ayudar a prevenir el daño articular progresivo, de este modo retrasando el tratamiento de la enfermedad. 15, 42

La glucosamina también ha mostrado algo de promesa para la osteocondritis de la rodilla, una enfermedad del cartílago relacionada a la osteoartritis. 46

Algunos atletas usan glucosamina, con la creencia (no demostrada) de que puede prevenir las lesiones musculares y de los tendones . También se ha sugerido como un tratamiento para la tendinitis . Sin embargo, no hay evidencia científica significativa para apoyar estos posibles usos.

¿Cuál Es la Evidencia Científica para la Glucosamina?

Osteoartritis

Alivio de los Síntomas

Evidencia razonablemente buena indica que los suplementos de glucosamina alivian eficazmente el dolor y otros síntomas de la osteoartritis. Dos tipos de estudios han sido realizados, los que compararon la glucosamina contra el placebo y los que la compararon contra los medicamentos estándares.

En la categoría controlada por placebo , una de las mejores pruebas fue un estudio doble ciego de 3 años en 212 personas con osteoartritis de la rodilla. 15 Los participantes que recibían glucosamina mostraron síntomas reducidos en comparación a los que recibían un placebo.

También se observaron beneficios en otros estudios doble ciego controlados por placebo, que enlistaron a un total de más de 800 personas y con una variación en duración de 4 semanas a 3 años. 16, 32, 42, 44, 45

Otros estudios doble ciego que enlistaron a un total de más de 400 personas compararon la glucosamina contra el ibuprofeno y encontraron a la glucosamina igualmente efectiva que el medicamento. 19–21 Además, una de las pruebas controladas por placebo mencionada anteriormente (desafortunadamente, sólo reportada en forma de resumen) también incluyó gente a la que se le dio el medicamento piroxicam y de nuevo encontró beneficios equivalentes. 17, 18

No obstante, no todos los estudios encontraron beneficio. En tres estudios implicando un total de casi 300 individuos, el uso de la glucosamina fracasó en proporcionar cualquier mejoría significativa en los síntomas. 23, 24, 41 La explicación para esta discrepancia no es clara. Los autores de dos de estas pruebas sugieren como una posible explicación el que la glucosamina podría ser más efectiva en los casos relativamente leves de artritis; los participantes en sus estudios tenían artritis relativamente grave. 23, 41

Otros estudios analizaron los tratamientos de combinación que contenían glucosamina y condroitina. Un estudio de 6 meses de duración, doble ciego controlado por placebo, de 93 personas con artritis de rodilla, encontró que una combinación de glucosamina y condroitina (junto con manganeso ) fue más efectiva que el placebo. 22 Otro estudio doble ciego controlado por placebo evaluó la condroitina/glucosamina para TMJ (siglas en inglés para, enfermedad de la articulación temporomandibular) , pero encontró resultados equivocados. 47 Finalmente, en un estudio de importancia cuestionable, una crema tópica que contenía glucosamina, condroitina, alcanfor y aceite de menta resultó ser más efectiva que una crema de placebo que contenía sólo una ligera cantidad de aceite de menta. 48 No está claro si fue la glucosamina o la condroitina o el alcanfor y el aceite de menta lo que hizo la diferencia.

Retrasando el Curso de la Enfermedad

Los tratamientos convencionales para la osteoartritis reducen los síntomas pero no retrasan el progreso real de la enfermedad; de hecho, los medicamentos antiinflamatorios sin esteroides, como la indometacina, podrían acelerar en realidad el progreso de la osteoartritis interfiriendo con la reparación del cartílago y promoviendo la destrucción del mismo. 1 - 5 La glucosamina podría ser más útil en este aspecto.

Un estudio doble ciego controlado por placebo de 3 años en 212 personas encontró indicaciones de que la glucosamina podría proteger a las articulaciones de daño adicional. 25 En el transcurso del estudio, los individuos a quienes se les dio glucosamina mostraron alguna mejoría real en el dolor y la movilidad, mientras que a los que se les dio placebo empeoraron constantemente. Quizá incluso más importante, las radiografías mostraron que el tratamiento de glucosamina previno el daño progresivo a la articulación de la rodilla.

Un estudio de 3 años independiente que enlistó a 202 personas confirmó los resultados. 42 No obstante, hay muchas preguntas sobre los métodos más apropiados para determinar el progreso de la osteoartritis y se ha disputado la base de la relevancia de ambos estudios.

¿Cómo Funciona la Glucosamina?

La glucosamina parece estimular las células del cartílago en las articulaciones para hacer proteoglicanos y colágeno, dos proteínas esenciales para la función apropiada de las articulaciones. 28 - 32 La glucosamina también podría ayudar a prevenir a que el colágeno se rompa. 33

Dolor de Rodilla Debido a Osteocondritis

Un estudio doble ciego controlado por placebo de 12 semanas examinó la efectividad de la glucosamina a 2,000 mg al día de 50 personas con dolor de rodilla continuo, en mayor parte causado por osteocondritis (daño al cartílago articular de la rodilla) más que a la osteoartritis. 46 Los resultados fueron de alguna forma equívocos, pero parecieron indicar que la glucosamina podría mejorar los síntomas. No obstante, algunos participantes también podrían haber tenido osteoartritis, así que los resultados de este estudio son un poco difíciles de interpretar.

Temas de Seguridad

La glucosamina parece ser un tratamiento generalmente seguro y no ha sido asociada a efectos secundarios significativos. Unos cuantos reportes de caso y estudios en animales plantearon preocupaciones de que la glucosamina pudiera ser dañina para los individuos con diabetes pero estudios subsecuentes han tenido la tendencia a disipar estas preocupaciones.

Hay un reporte de caso de una reacción alérgica a un producto de glucosamina/condroitina, causando exacerbación asma. 49

 

Search Your Health